19 ago. 2012

post º 2/7 STALIN Ekaterina Svanidse.1ª esposa


 Post nº 2/7…… Ekaterina Svanidse.
                         LA PRIMERA ESPOSA DE STALIN.

La conoció en 1904 en sus 26 años. Era hermana de un compañero revolucionario. Parece de familia bastante bien de Georgia. Bella muchacha según la foto que se supone sea de ella.
EKATERINA SVANIDSE 1ª ESPOSA
Se supone…
Y aquí hay que aclarar algo que valdrá por todas las esposas o amantes  de Stalin y también para su hijos y para él mismo: las noticias del entorno familiar de lo que será Stalin, el “hombre de Acero”,  son difuminadas. Inclusive contradictorias. Yo personalmente he visto fotos antiguas de la misma persona que un experto autor identifica como esposa número uno pero que otro  identifica como esposa       número dos. Con nombres y apellidos diferentes. La  nunca bien identificada Kaganovich – que quien sabe porque por asonancia me recuerda la Plaza Cagancha de Montevideo -  es definida por algunos la esposa numero tres. He visto fotos aparentemente originales y otras que son  fotos vistosamente retocadas. Misma idéntica foto  de una mujer con cabello recogido y otra foto idéntica en los demás mínimos detalles, pero con cabello suelto. Inclusive ¡tetona en una foto, flacucha en otra!
¡Misterios! Los dictadores y los dioses siempre se difuminan en sus contornos.   Como ya dicho,  por eso los adoramos,  porque no los conocemos. Adoramos cernui…dice un antiguo himno religioso.

1906 STALIN Y EKATERINA SVANIDSE
 Bueno, seguimos. La linda Ekaterina Svanidse en 1907 da a la luz un hijo, como a veces sucede en los matrimonios inclusive entre los Rusos Ortodoxos.  El niño se llamará Yacov (o Jacob). Y aquí comienzas las variantes interpretativas. Que la esposa  del futuro Stalin era judía, que por eso su hijo se llamaba Jacobo o no con nombre ruso, que tenía un amante, que el amante era judío. Que Stalin se dio cuenta de eso y que mató a su mujer infiel. Que  por eso Stalin odiaba a su hijo Jacobo. Total ¿será? ¿No será?
Pero otra versión, quizás la más probable, nos dice que Ekaterina murió de tifo, en los brazos  amorosos y desolados de su marido, al poco de dar a luz en 1907.  Y siguen las conjeturas.
 La verdad es que  “parece” que cuando va al funeral de su esposa, adultera o no, Yósif-Stalin comenta, compungido e impasible,  a no sé qué amigo (en el supuesto caso que haya una vez tenido un amigo) que con la muerte de Ekaterina, su corazón se había vuelto de piedra.  
Sea como sea nunca tendrá un acto de afecto para con su hijo, el pobre Yacov. Y ese muchacho   crecerá solamente con las niñeras y más tarde con la familia de la madre. Obviamente el chico creció mal, acomplejado  fuertemente por el desamor del padre. Se sentía siempre rechazado y con el miedo de no cumplir con sus expectativas. Veremos más tarde lo que le sucederá a ese muchacho dentro de  unos  treinta años, al tiempo de la guerra contra Alemania, cuando cayó prisionero de la Wehrmacht. 
                                     FIN EL POST nº 2/7

   

No hay comentarios: