23 ago. 2017

23 agosto 2017 -Un burgués, un hijo de campesinos y nieto de siervos de la gleba, un hijo de obrero anarco-socialista y un aristocrático.

                    

Residencial Acalis  se complace en presentar
a

Aldo Macor
en su próxima charla sobre algunas entre las esposas, amantes, compañeras, y otras mujeres excepcionales, opacadas por  hombres,  protagonistas  mundiales en la primera mitad del siglo XX:  un burgués, un hijo de campesinos y nieto de siervos de la gleba, un hijo de obrero anarco-socialista  y un aristocrático.  Esta  nota , hablando de ellos, quiere rendir homenaje  a ellas.

Lienin era un burgués, familia acomodada, abogado, despiadadamente dedicado a la revolución  Proletaria, a la cual sacrificó su único profundísimo amor para una   mujer extraordinaria,  revolucionaria de relieve e inconformista hasta el escándalo:  Iness Armand. Cuando ella, alta funcionaria del partido murió por cólera, aun joven, y ya consolidada la revolución, Lenin y su esposa Nadya  participaron a su funeral de estado. La orquestra fúnebre entonó la “ Serenata al claro de Luna de Beethoven. Años antes,  ambos  refugiados políticos   en  Paris, donde su amor había florecido intensamente,  Iness solía tocar al piano para su  Ilich  ( Volodia) esa misma  Sonata.  Pero ahora, en la Plaza Roja, al percibir las primeras notas, Lienin  se puso de repente tensísimo, hasta tembló y lloró  por  tercera vez en su vida, agarrado fuertemente de la mano de  otra extraordinaria mujer,   su  muy comprensiva esposa Nadya Krúpskaya. La otra vez que Lienin  lloró fue años antes, cuando supo del asesinato de la Familia del Zar Nikolay II Románov en los Urales. Êl, Lienin, no había ordenado eso. Pero lo consideró ineluctable. Sabía que el joven Zar Nicola II no era como su padre, el autócrata Alejandro III,  que había colgado a su hermano mayor por  un atentado fallido a su vida.  Y Lienin  sabía que  Nicolay II había llorado por el incidente que costó la vida a 1.500 siervos  de la gleba el día de festejos por su coronación. Sabía que Nicola II quería interrumpir los festejos      y no pudo hacerlo por la oposición férrea de la Corte, tratándose “solamente” de  siervos de la gleba. Sabía que Nicola II había sido el único monarca Europeo que auspiciaba  decididamente el desarme internacional, pero rechazado por las potencias imperialistas.  Sabía que por su insistencia se había formado  el Tribunal de la Haya, para dirimir eventuales controversias entre naciones, ahorrando las vidas de las pobres gente  llamadas a las armas  para destrozarse recíprocamente para mayor gloria de sus Monarcas.  Y Lenin lloró  cuando supo que por sus odios ancestrales azuzados por los Soviet,   los  de los Urales después del fusilamiento  terminaron a bayonetazos  y despedazaron los cuerpos de toda la familia del zar, perros incluidos;  y que  después  los  aniquilaron  con ácido nítrico  para la desaparición completa.  Y por tercera vez el “despiadado” Lenin  lloró sumisamente con las lágrimas del moribundo que se pregunta: ¿Habré hecho bien?  a la presencia de su siempre fiel Nadya y  temiendo la brusquedad cruel  de Stalin.
Stalin era  de familia campesina, nieto de siervo de la gleba.  Hijo de una  rusa, observante  ortodoxa con   cierta fama de mujer promiscua que quizás agudizó la violencia y alcoholismo de su marido para con ella y para con el  hijo,  de cuya paternidad dudaba.  Jòsif Vissariónovich (Stalin) parcialmente esquivó las injustas palizas de su borracho padre que lo marcarán negativamente por toda la vida: la mamá consiguió colocarlo en un Colegio Ortodoxo  donde fue excelente alumno hasta convertirse en un incondicional de Lenin,  para quien  y para la causa comunista conseguía dinero asaltando bancos en Georgia. El futuro ídolo del socialismo,  Vladímir Ilich Uliánov , en Capri, se confabulaba con  los Krupp y altos ofíciale prusianos  para que la Rusia Zarista se saliese de la Guerra, aliviando la presión al Kaiser. Stalin tuvo esposas, casi todas fallecidas de muerte misteriosa. Nunca habló con el primer hijo, ni amó ni estimó al segundo y ni al  tercero  ( Konstantin, Yacov y Vassili).  Manifestó cariños solo con  la  futura extravagante Svetlana, hijita  que tuvo  con  Nadya Aliluyevna,  hija de Olga Alliluyevna, antigua amante. Esa misma    irrequieta Svetlana que de adulta tuvo  tres  maridos judíos rusos, y  uno hindú comunista; que  más tarde emigró a América abandonando dos hijos en Rusia; que después  se casó con un norteamericano, Mr.Peters, con el cual tuvo una hija norteamericana, Olga Peters; la cual Olga  a los 12 años, en un viaje a Rusia, en plena destalinización, se enteró traumatizada ser hermana de dos rusos judíos   y nieta del “ monstruo” Stalin. Le gritó exasperada a su madre, impasible, le gritó  : WHY, WHY DIDNT YOU TELL ME THAT BEFORE??
Mussolini era de familia obrera, anarco  socialista.  Su nombre Benito era un homenaje póstumo a Benito Juárez, héroe revolucionario de México.  Rustico,  Benito tuvo en  sus comienzos políticos anárquicos y socialistas a amantes rusas judías  que,  quizás enamoradas de su impetuosidad  latino-italiana, le enseñaron también como vestirse y comportarse en la mesa.  Atleta del sexo” como fue llamado, tuvo infinidad de relaciones con mujeres de varios tipos.  Pero las que sobresalieron en su  trágica vida  fueron:  la bellísima, inteligentísima, culta Margarita Scarfatti, escritora, de una familia muy rica judía italiana, del jet set internacional, admiradora  y enamorada de Mussolini, que  escribió sobre él, contribuyendo  a transformarlo  en personaje de primer  plano  internacional en la época de los 30.   Fue bruscamente   despedida por  el ya dictador Mussolini al inicio de las Leyes Raciales en la Italia del 1938.   Las cartas de amor de Margarita Scarfatti a Benito Mussolini   revelan pasión, dulzura y decepcionada tristeza. Son  profundamente conmovedoras.  Poco después aparecerá   en el entorno  sexo-amoroso  del Duce  ya casi sesenton la joven Claretta Petacci. Aunque casada pero enamorada al fanatismo de su “Ben”,  en el último acto  de sus vidas, en la postrimería de una guerra vergonzosa para Italia, con su joven cuerpo hizo inútil trágico y amoroso escudo   a Mussolini, quien cayó  a  la segunda ráfaga de metralla a mano de los  comunistas   italianos.  Ella había caído a la primera. 
Sir Winston Churchill era de familia noble, aristocrático, conservador, en fin de la alta sociedad inglesa. A parte  una fuerte simpatía juvenil para la actriz norteamericana Ethel Barrimore que rechazó su  propuesta de matrimonio,  tuvo en su entorno algunas mujeres muy especiales. La primera fue su mamá: Jerry Jerome  (quizás ¿un originario Jacobson judío? ) , norteamericana,  bellísima, coqueta, inteligente, muy abierta en todo, de la cual se enamoró   Lord Randolf Churchill, el tercer hijo del Duque de Malbourugh   (quizás él que se fue a la guerra? Ratapln rataplán?.)     De  las américas se la llevó   a Londres y la transformó en Lady Randolf Churchill.   Fue la primera norteamericana que entró en las gracias de la vieja Europa y también de varios gentilhombres. ¿Quién regaña a Venus por sus infidelidades? Hasta Alejandra de Dinamarca , esposa del Duque y después Rey Eduardo VII  le perdonaba y  era su amiga. Siguiendo las costumbres frívolas entre la nobleza inglesa en plena época victoriana,  el mundano monarca le pedía en una reveladora nota a Lady R. Churchill, que lo recibiera vestida con su exótico kimono,  muy fácil de quitar “. La segunda mujer casi especial de Sir Winston Churcill fue su esposa, Clementine Ozier, de antiquísima familia inglesa empobrecida.  Muy bella e inteligente tuvo un solo desliz en su vida en ocasión de un viaje turístico sola a Australia. Pero de regreso a Londres, le trajo a su Winston de regalo una exótica Paloma Bali de misteriosas interpretaciones. Tuvieron 56 años de matrimonio.  La tercera mujer especialísima del entorno de W. Churchill fue la mamá de su esposa, Lady Blanche Henriett.  Se había casado con Sir H.Montague Ozier, mayor que ella y casi impotente. Alto oficial con el pecho lleno de medallas y la frente llena de cuernos. Pero un día ella encontró a su marido en casi  flagranti adulterio”.     Dos días después él mismo encontró a su esposa en muy “ fragranti adulterio “.  Separación con decoro y dignidad, típico inglés.          Todos los cinco hijos de Lady Blance eran oficialmente del marido, menos la Clementina Ozier ( esposa futura de W.Churchill)  de la cual su misma mamá confesó que el “ padre biológico de Clementina era el apuesto y seductor Capitan William George Middleton “ . El cual simpático jinete recibía a veces el encargo real de la  victoriana Reyna Victoria de acompañar discretamente a las varias visitas de   nobles damas extranjeras al   Reino Unido. Entre las cuales visitas de Damas solas, se incluye nada menos que la irrequieta emperatriz de Austria, la inolvidable “ Sissi”.    Pero el Bello Capitán se murió como un tonto cayendo de caballo.  La Emperatriz de Austria tuvo tiempo de regalarle una miniatura de un cuadro suyo muy íntimo.    Obviamente antes de que el Capitán perdiera los estribos.                  Pero a parte la paternidad de  su hija, la Clementina Ozier, esposa de Winston,  parece que las iniciativas de la inefable Lady Glance Henriette Ogilvy, condesa de Airle, se habían dirigido hacia su cuñado,  Algemon Bertram Freeman  Mittford, marido de su hermana Clementina Gertrude Helen Ogilvy( otra Clementina) . De paso, decimos que ese padrote de Algemon, además de los eventuales hijos con la  inefable Lady, tuvo otros nueve hijos con su esposa,  hermana de su amante, y fue padre de David Beltran Ogilvy Freeman Mittford, padre, a su vez de las extraordinarias hermanas Mittford. Y las extravagantes hermanas Mittford eran:
Nancy Mittforfd:   Escritora, de izquierda
Pamela Mittford: Bajo perfil.  Lesbiana declarada, amante del campo y de una italiana
Diana Mittford: Bellísima. Fascista.  Hitler fue testigo de su boda con Sir Oswald Mosley, Jefe del Partido Fascista de Inglaterra.
Unity Mittford: FascistaNazista. Saludaba a todos con HEIL HITLER -Trató suicidio     al saber del suicidio de Hitler.
Thomas Mittford, el único varón. Nada especial.
 Jessica Mittford: Comunista: quería asesinar a Hitler.
 Debora Mittford:  Duquesa por matrimonio.   Vida aburrida.
                    
                          Consideraciones sobre Sir Winston Churchill

En una oportunidad  Stalin  definió a Winston Churchill  El Gran Mastin. En realidad Sir W. Churchill defendió siempre,  con o sin razón, a su Rey/Reyna,  a su Inglaterra y a su clase social. Muy joven, como corresponsal tuvo peripecias en la Guerra de los Boerios. Capturado, tuvo una huida rocambolesca de las prisiones enemigas, y allí comenzó su fama de organizador y valiente.
No podía soportar a Gandhi ( aquel faquir semidesnudo) porque Gandhi  trataba de arrancar y arrancó la perla de la India del Collar de su Majestad Britannica.   En debates sobre el uso de gases, sostuvo: ¿que   diferencia hay en matar a un hombre con proyectil o con gas?           Tampoco soportó aquellos refugiados de Rusia en épocas del Zar,  que en algo estaban implicados en una huelga sindical. El edificio sede del sindicato, con los  reclamantes  todavía adentro de las oficinas, por algún motivo ardió. El joven Churchill, ministro del interior  en  aquella época, llegado súbitamente al sitio, hizo  lo posible para  que  las ayudas  de los bomberos llegaran lo más tarde posible. “Mejor era  que se quemaran todos.”
 En el Residencial  donde espero el Último tren para Yuma, pregunté hace un año a una apacible señora  “ Que opina Ud. de las maneras fuertes de Pinochet?”  Me contestó de inmediato, segura: “Tenia que hablarles matado a todos “.
 Quien está sin pecado lance la primera piedra….”.    Era un hombre que no tenía muchos escrúpulos, nuestro Winston, para conseguir sus objetivos Y, según datos que pero yo no he podido comprobar, parece que hasta propuso gasear a  indígenas australianos y a  indios de  Norteamérica. Leí la notica. La reporto, pero con la aclaratoria de la duda.  Pero si no fue asi, Sir Winston Churchill era el tipo capaz de hacer eso. “ El fin justifica los medios” indudablemente era  su línea de conducta.
Pero no se ha acusado nadie por el feroz inútil bombardeo a Dresden, la indefensa bellísima capital de Sajonia ( ¿Los ingleses ¿no son anglo-sajones?), en   una Alemania ya moribunda.  Churchill  seguía sirviendo a su Rey, a su Inglaterra y a su clase social, con la  feroz tenacidad del mastín que no suelta presa.  Tenía razón Stalin.
 Churchil, como la Tacher  y como todos los hombres fuertes decididos, han tenido violentas críticas. No lo digo como  justificación o para disminuir  ciertas eventuales responsabilidades sino como constatación.  Se ha acusado al presidente Truman por las bombas de Nagasaki e Hiroshima. Pero en aquel momento la terrífica  atómica tenía dibujada en su ojiva la sensualísima Rita Hayworth. Nadie ni mínimamente pensaba que se matarían miles de víctimas civiles inocentes.  Al fin se trataba solamente de pequeños amarillos de piernas torcidas. Se ha acusado Hitler por las matanzas de judíos, gitanos. minusválidos  y otros….En Esparta, la del heroico Leónidas salvador de Grecia y Europa,  mataban a los incapaces para mantener sana su gente.  Nunca  a judíos o gitanos. Quizás porque no los había.  Y ¿la vergonzosa guerra del Opio en China?  Las mayores potencias mundiales todas unidas para matar chinitos y obligarlos a comprar opio que los decimaba por la droga, gran negocio de los imperialistas. dodos unidos. El Imperador de China le dijo a la Reina Victoria: "¿Que haría Ud. si una nación la obligara a comprar droga que decima a  su población ?
"¿ How they dare?"  Y con mucha       dignidad mandò su Royal Fleet a destrozar juncos chinos.

Y la democrática Inglaterra sí, encarceló  durante la última guerra a  los dos jefes fascistas de Inglaterra,  asi como sucedía en todas las naciones beligerantes.        Pero, por voluntad del conservador Churchill, fueron encarcelados dentro del amplio recinto de la cárcel, en una casita  apartada, especial para ellos, con jardín y flores  según  las tradiciones y pasatiempo de la damas inglesas.   Y con personal de servicio escogido entre los presos.  ¿Por qué? : Sir  Oswald Mosley era un aristocrático.  Y la bella Diana pertenecía a la viejísima nobleza de Inglaterra.   Noblesse oblige.
Y para terminar, pensamos a  cómo debe haberse frotado las manos el viejo Churchill al tener la noticia de Pearl  Harbour.  A él no les importaban un bledo los costos económicos y de vidas humanas  para su Aliados Norteamericanos.    Él sabía que  ahora las industrias del Massachusetts ganarían la guerra para Inglaterra y para él.     O, más bien, ¿ para él y para Inglaterra?
Cuando Sir W.Churchill se dio cuenta que sus facultades físicas e intelectuales empezaban a mermarse, le entró la Bestia Negra, la tremenda depresión de los grandes al darse cuenta de que ya no son tan grandes,  pareciéndose siempre más a los hombres normales.  Y esto no lo soportan.
Aldo Macor Agosto 2017

1 jul. 2017

2.017- Las Verdaderas victimas de los hombres



                                                        T E R M I N A C I Ó N


                                           &&&&&&&&



22 may. 2017

2017.- Los Judios entre realidad y leyenda.-








Este juguetito que se nota, tiene dos ruedas. Y se encontró en Mojenjo Daro, la civilización del Indo. No se sabe que uso hicieron  de la rueda, pero que la inventaron,¡ la inventaron!



Es ahora dato  cierto a las  emigración del Homo Sapiens de África al resto del mundo..  Forma parte del   GENERO HOMO. a la cual pertenecían  varios  tipo  Genero Homo ya extintos, superados, vencidos o asimilados. Pero el HOMO SAPIENS  , que somos nosotros, ha sobrevivido a todos los problemas  climático o geológicos, de glaciaciones y sequias y  terremotos que han exterminado a   los menos hábiles para buscar soluciones a su desarrollo,   aun que  no les agrade admitirlo  por los fanáticos de las Razas Puras.- (O Elegidas o Superiores según  el prurito de diferenciación de algunos fanatismos.)
 El  HOMO SAPIENES ACTUAL,   es el único  que ha quedado dueño del planeta.- Las obvias diferencia  entre  los actuales Homo Sapiens, sean esquimales, negros , indios, asiáticos, australoides, caucásicos , son DIFERENCIAS  de solamente los últimos 100.000 o 200.000  años para adaptarse al ambiente al cual llegaron todos  del África natal.   Tenemos  diferencias, claro.  Pero la capacidad craneal   es mas o menos la misma, según desarrollada o no por la cultura. La   enorme diferencia cognoscitiva nos hace olvidar del origen común para sentirse al top de  la escala animal.













El estudio de las orígenes de algo es un campo extremadamente fascinante.- Como humanidad hemos hechos pasos agigantados para tratar de responder a nuestras preguntas de eternos curiosos- Basta pensar en que  ahora sabemos mas o menos como y cuando  se formo nuestro Universo.  Con los estudios químicos científicos identificamos con el A.D.N,  una cantidad de datos que nos llevan a conclusiones impensables hace solamente unos pocos años atrás. Obviamente los científicos tienen algunos datos que son ciertos, otros que son probables.  Otros donde quizás a veces interviene el deseo de descubrir algo que intuitivamente han imaginando anteriormente y deseado que fuera así.  Toda búsqueda es interesante. Inclusive las búsquedas en mala fe, que a veces se dan, son útiles.  Y la ciencia se mezcla con la filosofía, con la poesía, con las religiones, con los mitos.  Todo lo que presentamos aquí  lo es en buena fe.  Los conocimiento de quien escribe son muy limitados. Forzosamente hay que apoyarse a opiniones y estudios de una infinidad de otras personas.  Y en eso se camina, en la larga e interesante vía  del saber, de contestar  a nuestras curiosidades que   son las mismas preguntas del niño a su mamá, con las infinidad de PORQUE que le hacen en su niñez adolescencia. 
Y quisiera  agregar algo aquí, quizás  algo fuera de tema: de construcciones mas que de consideraciones : en la Mojenjo Daro que se ven en la foto, de arriba, ¡¡  eran habitaciones que tenían calefacción!! Hace  quizás mas de 4000 años, había calefacción.
























    





Claro que se entiende el desconcierto máxime entre los europeos, sean judíos Asquenazi, o Sefarditas o sean de los otros  grupos entre los tantos que nos dieron el  mestizaje  a toda Europa.  Fue una decisión eroica la de David Ben Guion, con la ley del Retorno. Obvio que Sefarditas  y máxime los  Asquenazi se consideran  y son  " mejores", mas preparados, mas cultos,  en mejores condiciones económicas   de  los Judíos de Yemen  que si no huelen a cabras huelen a camellos.- Pero la Ley del  Retorno, a pesar de las seguras  muchas hostilidades,   fue promulgada.  Y fueron  mucho mas valientes de  otras  casi similares  promulgadas  por muchos países europeos que han ido concediendo ciudadanía  a hijo y nietos  de emigrantes



.
Esos son los hermanitos pobres de los mas sofisticados judíos de Israel, de Europa o de  América.




















Esta es una foto del 1950.  El avión Jet en el fondo,  la llegada  a Tel Aviv  de judíos felices de estar en Eretz  Israel.-Ellos son blancos, inclusive la nenita es rubia: claro,  es el  producto de la mezcla .Y es tierno, hasta conmovedor ver esta escena.- Claro que en Palestina hay también otro grupo de semitas, los supuestos descendientes de Ismael, el hermano  mayor de Jacobo-Israel , hijos del mismo padre.









































                                                    ***************************