31 dic. 2011

triada de navidad 3/3 el pesebre

triada DE NAVIDAD: 3/3   El Pesebre


¿Qué es el pesebre? ¿Quién lo inventó?

El pesebre es el sitio, la caja de madera donde se les pone la comida a las vacas, a los caballos, a los  cochinos, a los animales domésticos  en general. Pero desde hace muchísimos años, casi ocho siglos, por Pesebre se entiende el sitio donde según la tradición Cristiana ha nacido, en un  establo de Belén, el Niño Jesús.
Una gran cantidad de fieles cristianos, en su mayoría católicos, durante las Fiestas Navideñas  acostumbra  “armar un pesebre”, o sea una representación del nacimiento milagroso, con contornos de pastores, ovejitas, estrellas en el cielo, los Reyes Magos y naturalmente la Sagrada Familia. Es una tradición linda, tierna,  como casi todas las antiguas tradiciones de carácter religioso que recuerdan los tiempos de nuestra niñez y primera adolescencia, una fiesta de buenos propósitos, una fiesta con mamá y papá.
 Y que no vengan ahora los  inteligentes  de siempre a decirnos que son todas patrañas y fantasías.  Claro que son todas fantasías…

… pero ¿no es la fantasía lo que nos diferencia de los otros animales? ¿Qué es la poesía y la música? Los famosos vuelos pindáricos y las fantasías musicales, ¿que eran  y son sino fantasía? ¿No es fantasía el jurar amor eterno a la mujer que  en buena fe suponemos amar por toda la vida? ¿Qué es el arte? Cuando en un retrato hacemos bellísima una mujer que no lo es tanto ¿no es fantasía? ¿No es  fantasía lo que mueve al hombre  para la búsqueda de no se sabe que, más allá de sus límites? ¿Mas allá de las columnas de Hércules? ¿Más allá de nuestro  espacio finito, a la búsqueda  más allá de nuestro mundo, de nuestro universo y un día, quizás, más allá de nuestra galaxia?   Y no es fantasía querer clonarnos, totalmente o parcialmente? ¿Qué  es la religión y las tradiciones religiosas en todo el mundo? Desde las primerísimas emociones y maravillas y temores frente a la naturaleza primigenia e inhóspita, ¿no era la fantasía la que  nos   imponía buscar  una RELIGIO,   palabra latina que indica etimológicamente una  ligazón con la divinidad que esperábamos nos protegiera?
Así que los inteligentes de siempre y que creen descubrir realidades a la Monsieur de la Palisse, que se callen. Y nos dejen vivir en paz, aun que  vivamos de fantasía.


Baja el telón….sube el telón.

Año 1182, en Italia. Después de un largo  viaje de comercio a Provenza , regresa a su casa don Bernardone dei Moriconi. Estaba cargado de mercancías pero llegó justo a tiempo para asistir a su esposa, la bella Madame Pica Bolurlemont, francesa, que estaba dando a la luz su primer hijo. Don Bernardone, feliz, levanta en sus  brazos a su primogénito y dando un beso tierno a su esposa, le dice: Lo llamaremos Giovanni, como mi padre.
 Y así fue bautizado, según las costumbres. Y  se llamó Giovanni Bernardone dei Moriconi. 


Baja el telón…sube el telón.

 
Giovanni es un joven guapísimo, inteligente, su papá lo manda a que se eduque en la mejor manera de la época;  estudia latín y las otras ciencias previstas para las clases altas. En grupos de amigos coetáneos, se dedica a gozar la vida,  la juventud y las  riquezas de su padre. Escribe poesías, toca el laúd. Su mamá, Madame Bourlemont , lo mira con cariño y orgullo: Mi esposo, su padre - se dice a si misma - quiso llamarle Giovanni. Pero en honor de mi patria, la bella tierra de Provenza, aun que se llame  Giovanni, para mi será siempre mi François.
 Y con el tiempo, todo el mundo comenzó a llamarle François, Francesco, Francisco.



Baja el telón…sube el telón…


Pasan los años. Y muchas cosas han pasado.

Visitará al  Conde de Segni, ahora Papa Inocencio III, quien reconoce la Orden. 

Visitará al Sultán de Egipto Malik al-Kamil, nieto del mítico Saladin. 








 Y un buen día el Santo Hermano Francisco decidirá representar en una especie de teatro de la época  por primera vez la SAGRADA REPRESENTACION  del Nacimiento de Nuestro Señor.  Y eso lo hará en una ciudad pequeña de Italia, en Greggio, no muy lejos   de Roma.   Escogerá unos campesinos de la zona y los pondrá a actuar  como actores.

Y ese será el primer pesebre.

El primer pesebre viviente de la historia, Made en Italy,  por voluntad de San Francisco de Asís, patrono de Italia, medio italiano y medio francés. 
 El hombre que hablaba con los animales.

                                                            
  
    Nota:     Esto, del pesebre viviente de San Francisco de Asís es un hecho verídico, históricamente comprobado. Pero  después intervino la leyenda…y la leyenda cuenta que en el Pesebre Viviente había los varios personajes, pero faltaba el Niño Jesús, obviamente…. y...a medianoche en punto, de repente… en la cuna de paja, apareció el Niño!!!  Otro milagro atribuido a Santo Francesco de Asís.


27 dic. 2011

Triade de Navidad: 2/3 San Nicolaus de Mira.



Fresco medioeval en Sofia,
Bulgaria de Santo Nicolaus
 NICOLÁS 

ENTRE MITOS, LEYENDAS, HISTORIA,
SUPERSTICIONES,  niños  felices y
mucha comercialización.…..........




San Nicola di Bari
Érase una vez un pueblo en el sur de Italia que se llamaba Bari. Eran todos buenas gentes y orgullosos de haber por fin terminado la construcción de su magnífica iglesia dedicada a su santo patrono.  Pero faltaba algo que le daría el caché a toda iglesia que se respete, el último toque necesario: faltaba una reliquia del santo.Cómo conseguirla?  El santo  varón candidato  a patrono se había muerto ya desde hacia  casi 300 años. Sus santísimos huesos reposaban en su tierra de origen, Anatolia, Patara, Licia . Habían sido  infructuosas las gestiones ante el Emperador de Bizancio para obtener algo, aun que fuera un dedo, un meñique, un trozo del manto, cualquier cosa que hubiese pertenecido al santo  obispo  de Mira en su vida terrena.  Y últimamente, con la llegada de los Turcos infieles en esta zona cuna del cristianísimo, la posibilidad  de obtener la famosa reliquia estaba desvaneciendo siempre mas y mas.        
Sin embargo la fe mueve montañas, como diría dentro de algunos siglos  otro personaje, infielísimo y merecedor del infierno, pero que de montañas sí,  sabía. Y algo se movió; y lo que se movió del puerto de Bari, ciudad de mar, fue un barquito, un velero, con sus pocos pero valientes marineros, hombres temerosos de Dios pero no de las tormentas marinas ya que contaban con la bendición del Obispo. No del Obispo muerto en Anatolia, sino la del Obispo actual. Y entre saludos, besos y abrazos los marineros salieron para ir a tierra de infieles y tratar de convencerlos a darles, regalarle, venderle, una reliquia del santo patrono. Llegados a Anatolia, ya tierra de turco y que se llamara Turquía, los fervorosos marineros cristianos no lograron convencer o sobornar a las guardias turcos que custodiaban la región.
Pero, como se decía en Italia  hasta  pocos años antes,  AUDACES  ADIUVAT  IPSA  VENUS.  ¿Qué hicieron entonces los píos marineros que ya no eran  paganos para poder dirigirse a la diosa Venus? Se habían transformados en  buenos cristianos y  ansiaban, decían,  los placeres puros y castos del paraíso  cristiano. Pero eso no impidió que hicieran con  astucia y subterfugio lo que no pudieron hacer  con las buenas. Recordemos que “ el fin justifica los medios " fue otra aseveración  de origen italiana.  Así que, previa santiaguación y temerosos de los usos  que solían darles los turcos a sus  afiladas tijeras, nuestros píos marineros,  de noche,  a escondidas, a falta de vírgenes violaron el cementerio y se llevaron no un dedo o una reliquia mínima del santo, sino al santo entero: todo su cuerpo, o sea todos sus santísimos huesos; completos y sin pagar un centavo. Cumplida la misión de rescate, emprendieron la vía del regreso, con el santo botín a bordo del barco.
Pero, ¿qué  sucedió en las esferas celestes? Los marineros merecían una recompensa por recuperar los santos huesos de  Obispo Nicolaus de Mira, turco. Pero también tenían que recibir un castigo por el robo, infracción  gravísima  a los santísimos mandamientos. Por lo tanto el Dios que todo lo sabe y todo lo puede, mandó una tormentosa tormenta en todo el centro del Mediterráneo. Los marineros se ahogaron todos entre los oleajes,  pero del cielo bajo un ángel, experto timonel…
Así que, según sigue contándonos  el Liber Pontificalis,  los ciudadanos de Bari, todos reunidos en el puerto, vieron al velero acercarse con las velas hinchadas de viento favorable… pero al velero solo… y que llegó al puerto en perfecta maniobra marineresca,  sin marinero alguno a bordo.

Basilica San Nicola de Bari en Bari.

                                                                     *****


Así fue que la ciudad de Bari por fin tuvo en su iglesia, promovida a Catedral, el cuerpo entero de su santo Patrono,  que de ahora en adelante no se llamará mas nunca Nicolaus de Mira, Anatolia-Turquia, sino San Nicola di Bari.  Y si no fuera que estaba ya muerto habría aprendido el italiano con el sureño acento de Bari.
 Pasa el tiempo. Y por Italia además del tiempo siguen pasando tropas de todo tipo y etnias y razas. En un momento determinado pasaron los cruzados.  Pero no eran Cruzados que iban a Tierra Santa, sino  cruzados que regresaban  de Tierra Santa para ir a sus tierras menos santas, en las selvas de Alemania. Se trataba de soldados cruzados alemanes, obviamente, que en las cervecerías patrias  contarán historias verdaderas o bien inventadas sobre  odaliscas procaces, musulmanes cornudos y santos cristianos.Y cuando esos casi turistas se encontraron con las tradiciones de Bari, se emocionaron tanto que, no pudiendo llevarse las reliquias de  San Nicola di Bari, se  llevaron por lo menos su historia, agregándole algo de fantasía. Es con cierto esfuerzo, pero también los germánicos a veces tienen algo de fantasías.   Además de sus  fantasías también llevaron errores de tipografía, errores de amanuenses, o sea errores de los santísimos monjes copistas  que  copiaron mal el nombre de San Nicola transformándolo en Santa Klaus. Así que en Alemania llegó Santa Klaus donde se les a agregaron  todas las parafernalias nórdicas, a comenzar del Tannerbaum, el abeto, en recuerdo del árbol de la vida Celta y los ocho renos. Y así conocemos ahora en casi todo el mundo al ex opispo turco en sus variadas versiones, ya transformado en personaje comercial.
                                                         ***
Por pura curiosidad, ¿quieren recordar los nombre de los Renos? Aquí van:
Rudolf  ( el primero, nariz roja para iluminar el camino)-Dasher ( el alegre)-Danzer ( el bailarín)-Pranzer ( acróbata)-Vixen ( juguieton)-Comet ( luz) – Cupid ( amor)- Donner ( trueno)- Blitzen ( relámpago)


      
       *******************

9 dic. 2011

Triada de Navidad: 1/3 Dionisie de Mic

 Baja el telón… sube el telón…

 Anno 350 post Christum Natum ( A.D.)



 Papa Julio I pasea nerviosamente adelante y atrás, maños recogidas detrás de la
 espalda, en una sala del vaticano que todavía no es el Vaticano:

”…que nació  cinco  años antes de cuando nació…que ¿nació en diciembre? ¡No! ¡Porque en diciembre  por allá hace frío, hay nieve y san Luca  (evangelio) dice que los pastores pastaban pasto verde con las ovejitas, y había cielo estrellado, sin nubes !…ERGO…no podía ser de invierno… que el Censo   donde tenia que acudir esa pareja de recién casados no se haría en diciembre…nunca los romanos los hacían en diciembre, mes friísimo, nadie acudiría  y lo hacían cuando el frío amainaba.”

Papa Julio I llama con voz alta:


Papa Julio I
 

"Monje Dionisio, dicho el Exiguo: Te voy a encargar   un encargo que si lo   cumples a satisfacción, ya no serás el Exiguo sino el Grande.  Póngame orden en este marasmos de fechas y opiniones; que si nació antes que si después, que  si nació de invierno que si de primavera.  Hay que tener  prudentemente en cuenta que vendrán los Protestantes   que siempre protestarán, vendrán los Testigos de Jehová que dirán que somos paganos… Y un sin fin de hinchabolas que nos harán la vida imposible, en lugar de quedarse humildes como las ovejitas y seguir nuestras decisiones. Menos mal que, con el  tiempo, vendrá la Ley  de Infalibilidad del Papa, y AMEN. Pero tu, Monje Dionisio, dime la fecha, día y hora de cuando nació nuestro Señor Jesús Cristo! Estudia, escudriña, vea e inventa pero dame una fecha!”

Baja el telón… sube el telón…

 Algunos años después, más cansado, mas doblada la espalda, el Monje Dionisio el Exiguo se presenta en el vaticano que  todavía no es el Vaticano.

 “¿De donde vienes viejo? ¿Quieres ver al Papa?  Y que ¿te dio un encargo?” Le pregunta
El Monje Dionisio el Exiguo.
-Dionisie el Mic-
 una especie de portero, con aire de importancia.

“Llego de Dobruja, en la Escitia, tierra  que con el tiempo se llamará Rumania, y traigo tres cosas “ dijo el viejo Dionisio con paciencia”  la primera es como usar cierta  hierba para aliviar los dolores de reumas a los  huesos cansados de los viejos;  la yerba se llama cannabis indica  y sirve  para un baño de vapor como lo describió ya Heródoto  casi mil años atrás, una especie de sauna de marihuana”.        

        ...los escitas toman la simiente del cáñamo, se meten debajo de las mantas, y entonces tiran la   simiente sobre las piedras calentadas al rojo vivo, y la simiente exhala un perfume y produce tanto vapor que ningún brasero griego podría superar tal cantidad de humo: los escitas aúllan encantados y felices  en su baño de vapor.

La segunda novedad que traigo  después de varios años de estudios y de haber casi inventado el número CERO, es que  de ahora en adelante se dejará la costumbre de fechar los años como A.D.: idem est  Anno Diocleciano, como hacemos ahora, porque el A.D. hace referencia  a un emperador pagano persecutor de cristianos. Y de ahora en adelante se fecharan A.D., pero en otro contexto, o sea  Anno Domini,    calculando los eventos a partir del nacimiento de nuestro señor Jesús Cristo…. 
 
Pero allí  Dionisio se interrumpió porque no vio interés en el guardia  -futuro  guardia suizo- que cuidaba al Papa en aquél momento. Y pidió ser recibido por Jefe Máximo. El cual Jefe Máximo, Papa Julio I,  todavía no  era infalible  todavía porque habrá que esperar a  Pio IX con el Dogma de la Infalibilidad del  Concilio Vaticano I, en 1.870, A.D.   Pero Julio I,  sacerdote pero hombre y de sanas curiosidades, al comenzar a recibir las  noticias,  quiso de inmediato  hacer  una prueba del Sauna a la Marihuana. Y fue  tanto el contento y satisfacción del Papa, futuro santo, que feliz en el medio de los humos por fin se acordó y  le preguntó  a Dionisio:
“ Que era lo que te había pedido que tu hiciera para mí?... “

Entonces el paciente Dionisie  cel Mic (así se llamaba en Rumano) y siempre mas exiguo, le recordó  a Su Santidad  la importancia de fechar los años a partir del A.D. de Jesús Cristo y  no del A.D. de Diocleciano. El Papa no entendió muy bien  la diferencia pero dijo: IMPRIMATUR. Y se imprimió…

 “Santo Padre, “continuó el Exiguo “la cuestión mas importante que Su Santidad  me encomendó era poner orden en las  catervas de interpretaciones  sobre la fecha de nacimiento de Nuestro Señor Jesús Cri…..”
“Claro  claro, que te creías, monje  Exiguo “lo interrumpió  el Papa “tú de verdad ¿pensaste  que por estar en medio de los humos de la Sauna de Marijuana el Papa se olvidara de algo?    no sabes lo que yo recé al Dios que todo lo puede ¿para que  iluminara tu pequeño  celebro y me consiguieras una solución  justa, correcta, verdadera y prudente? Dime, pues, ¿a que conclusión llegaste?”
El Monjito le contestó:“Ves, Santo Padre, por largos años yo he estudiado costumbres  de pueblos los   mas diferentes de  nosotros, algunos de los cuales en tierras que  no es  dado conocer todavía...  y que se llamarán américas …“
“¿Para qué carajo “  lo interrumpió el Santo Padre  “debo preocuparme por pueblos que no es dado conocer todavía?  ¿No crees tú, exiguo, que la cantidad de problemas  que tengo con  los pueblos conocidos ahora  sean ya suficientemente grandes? Dale. No me hagas perder mi tiempo precioso… llega a la conclusión….”
“Así “  continua paciente Dionisio “ lo que he descubierto es que no solamente entre los romanos,  los persas, los fenicios y los sirios hay celebraciones  que se refieren al nacimiento de un Salvador  nacido  de una  virgen, o de una mujer mas o menos virgen, entre el 20 y el 25 de diciembre. ¡No!  Los hay también en otros pueblos. Y me refiero a pueblos de los cuales más o menos hemos ido hablar: como los hindús, los egipcios, los Germanos, los  Escandinavos con sus druidas.”
“Cuidado, Monje Dionisio“  le miró el papa con algo de severidad en los ojos “cuidado con lo que dices, no seas que pase tu a la historia no como el Exiguo sino como el Herético…y termines tus días  en un asado a la Rumana. Pero hazme unos ejemplos de esos casos de imitación  irrespetuosa de  nuestras  Santas Tradiciones.”

“Padre Santísimo y Reverendísimo, algunas de esas tradiciones son anteriores al día feliz del Nacimiento de nuestro Señor Jesús Cristo“  dijo con humildad el Exiguo. “Por ejemplo, en la mismísima Roma…la santísima Roma, ahora purificada por el  Cristianismo, existía desde tiempos anteriores la felonica creencia en el dios Mitra, como encarnación del Sol.  Lo veneraban persas e hindús. Y  sus sacerdotes,  con atuendos  blancos, celebraban el 25 de diciembre como día de su  nacimiento de una  Madre  Virgen en una pobre cueva.  Se decía que el Magnánimo Emperador Constantino el Grande,  el del   IN HOC SIGNO VINCES  y del  EDICTO DE  TOLERANCIA del 313, se decía, decía yo, que era  adorador de ese dios. Y también los romanos, aun sin  las novedades orientales de Mitra, festejaban el 25 de diciembre como día del Sol Invicto: o sea Natalis Soli Invicti : que era Apolo en su coche de fuego surcando con sus  caballos los cielos de oriente a occidente, y también se le decía Febo, la versión Griega, con su coche ensamblado en Atenas. Los Romanos, a los cuales no se les escapaba ocasión para festejar, beber vino de los Castillos Romanos,  cantar canciones licenciosas y comer Lechoncitas asadas…a los Romanos, decía,  no se les escapaban en ese mismo periodo las Saturnalia, fiestas en honor de su falso dios Saturno. Y en esa semana de festejaos  se posponían los negocios, las guerras,  había intercambio de regalos y se liberaban temporalmente a  los esclavos. “
Dionisio el exiguo notaba  que Julio I mostraba cierto interés para oír  de  esas costumbres exóticas de pueblos antiguos  y prosiguió:
“Y también los Germánicos, los Escandinavos, y otros  pueblos barbarísimos al otro lado del canal de la Mancha, donde la ultima Thule de Platón, festejan al 25 de diciembre el nacimiento de Frey dios nórdico del Sol Naciente, de la Lluvia y de la Fertilidad. Y en esas fiestas suelen adornar a un árbol perenne, que llaman  en sus lenguas incomprensibles Yggdrasil, o Arbol del Universo o Arbol de la Vida, donde colocan regalos para el dios”

Papa Julio I estaba reclinado en su butaca.  Después de la sauna se le  veía relajado  y pensaba. ¿Que escaria pensando el sucesor de Pedro?
De repente posó su  mirada en el  monje.
“ Y tu que piensas de esa coincidencias de festejos paganos  con los nuestros? ¿Que haremos?  Siéntate acá conmigo, Dionisio. Y  hablemos con flaqueza…”
 El Buen Dionisio se sentó en un taburete al lado del Papa.
         “Santo Padre… no es una coincidencia… En realidad nada tiene a que ver con nuestra Religión, la verdadera, ni con las de otros; esas son  las falsas religiones y engendros del demonio.”
          “Te dije que me hablara con franqueza, monje y no como si hablaras al rebaño desde  un pulpito a mitad de Misa. Explícate, pues!”
           “Santo padre, el 25 de diciembre o unos o dos días antes, en toda la tierra que estamos por arriba de la  enfocada África, la noche es la mas larga de todas las demás  noches, y el día es el día más corto. ¿Que significa eso? Que a partir del 26 de diciembre las noches se harán siempre mas cortas, los días mas largos, el sol se levantará siempre antes, cada día un poco antes del anterior y se acostará un poco mas tarde cada día...O sea… comienza a despertarse el mundo. Salimos del frío y de la hambruna del invierno, se acercará la primavera y recomienza el ciclo de la vida,  la fertilidad, las flores, las frutas, el periodo de sol, del amor, de la alegría y  de luz. Por eso todos los pueblos     que he visitado y de los  cuales he oído hablar, festejan el inicio del nuevo periodo de vida. Y en esa  misma fecha se festeja el resurgir. Y nacen los dioses. Claro, Santidad, son tradiciones, paganas y falsas.   Pero están arraigadas en los pueblos.Por eso le digo, Santidad, es inútil que estudiemos la fecha exacta del nacimiento de nuestro Señor Jesús Cristo: primero  porque nunca lo sabremos; hay quien dice una cosa y quien dice otra y todas son verosímiles  o imposible de  creerse. Y, segundo, no es necesario. Hagamos que la fecha del Nacimiento coincida con las fiestas ya aceptadas por los pueblos, máxime para los romanos, ya que para  las gentes lo importarte son las fiestas; sea lo que sea  lo que festejan no importa tanto: lo que importa es festejar algo; casi casi, le diría yo a Su Santidad, que a los pueblos lo que importa es festejar el terminar de las penurias del invierno. Y con el tiempo se olvidaran que el 25 era la fiesta del Sol Invicto o de Mitra, o de Osiris. Para ellos, en pocos años, el 25 de diciembre será la fecha del Nacimiento del Redentor.  Y seguirán tomando vinos de Castelli y comiendo lechoncita.
 Y así sea. “

 “Sea así, “dijo  Papa Julio I “y amen. “

Y agregó: “IMPRIMATUR “. Y se imprimió la ley.

Y el 25 de diciembre fue bautizada como fiesta del Nacimiento del Hijo de Dios, en Belem.
A partir del año 350  A.D.
(Anno Domini  y ya no  Anno Diocleciani)



30 nov. 2011

Un Emigrante salva a un italiano


Un pot pourrí de
consideraciones
desordenadas.

Hace dos días he leído  en la prensa italiana:
 “En un apartamento de cuarto piso en Italia, en la ciudad de… se encontraban  padre e hijo (el padre hombre de 50 años y el hijo más joven (sic), pero ya adulto. Debido a fuerte incendio en la casa,  el hijo,  aterrado,  quiso escapar del fuego y se lanzó de la ventana. Abajo, en la calle, estaba un transeúnte...” El cual transeúnte no se hizo de lado para evitar que el volante le cayera encima. El transeúnte se colocó lo mejor que pudo  en la trayectoria de la caída  y  agarró al tipo en sus brazos. “Los dos cayeron arrastrados violentamente al piso… y ahora ambos están  en el Hospital...”
 Es un hecho de crónica poco usual. Quizás alguna otra persona  hubiera tratado de salvar a un bebé… quizás…Pero no a un adulto cuya fuerza de choque por la altura debía de ser notable.  Si mis recuerdos de escuela no me fallan mucho, creo recordar que la aceleración   por gravedad tiene un valor de 9 y algo por m/segundo al cuadrado. Más o menos. Mi liceo fue hace mucho. Si consideramos  eso por la altura de cuatro pisos y  la masa del cuerpo, tenemos un peso impresionante para recibirlo como regalo del cielo.  Sin embargo ese transeúnte hizo  el intento de  salvar una vida ajena  arriesgando la suya propia.  Hecho que yo definiría sin duda como heroico o inconsciente, pero sin duda  de generosidad.
La noticia en la prensa terminó allí.  No decía que tipo de herida reportaron las dos personas. Ni dio los nombres. Ni otros detalles.
 Con la excepción de  uno solamente, escrito en un rinconcito pero que no escapó a mi curiosidad: pero ese detalle, enunciado  en passant en la prensa,  me impactó.
 La persona que pasaba  en la calle, no era otro italiano. Ni tampoco era otro europeo.
 Era “solamente” un pobre inmigrante, uno de los tantos pobres inmigrantes que han llegado a Europa en los últimos lustros, con los bolsillos  vacios  y la cabeza llena de esperanzas. Y  son tantos, ahora, y de colores y costumbres tan diferentes   de nosotros y entre ellos; pero no han tenido la suerte que  en otras épocas tuvimos nosotros, los europeos, porque cuando  emigrábamos nosotros, llegábamos  a  países en buenas condiciones  económicos. Ellos, los  que ahora emigran a Europa, llegan a países cultos, refinados, ricos, pero quizás  viejos, ya en decadencia  y últimamente en  graves crisis económicas: lo cual  aúna motivos para  que la mayoría de los europeos los vean con antipatía. Ni que fuera culpa de ellos. Comprensible  en algunos casos, es antipatía-rechazo ni más ni menos de cómo y cuando lo yankee nos llamaban despectivamente WASP a los italianos, y nos catalogaban de piojosos y mafiosos.    El problema no es tan sencillo, hay varios factores que han producido la intolerancia. No es el  sitio para hablar de eso ahora. La conclusión es que por un lado nosotros ahora los necesitamos; pero por el otro los soportamos a duras penas.
 Justamente uno de  esos emarginado fue  quien salvó, a riesgo de su propia vida, la vida de un italiano aterrorizado, según la noticia de la prensa.
Pero, ¿quién era ese emigrante? ¿De dónde venía?
 Ese emigrante venia de un país que para nosotros los Italianos viejos, de más de setenta años de edad, trae  a la mente recuerdo de horrores.
 El emigrante venia de Marroco.  Era un marroquí.

 Y allí  ese detalle me impactó. Me impactó a mí, porque soy de otra época y he vivido  cuando los marroquíes, específicamente los Goumiers,  hacen  65 años, o sea  tres generaciones, formaban parte del Ejercito Francés y  habían llegado  a Italia como libertadores-conquistadores, en el ya lejano 1945.  
                                                      
Los Terribles Goumiers, tropas coloniales
 francesas de Merruecos

En aquella épocas esas tropas eran poco más que animales; eran  beduinos que casi por primera vez en su vida  vestían uniformados según atuendos europeos, con la única característica de su turbante que los distinguía, sembrando admiración  o terror, según los casos.  

“”Son 12000 diablos procedentes de las montañas del Rif. Divididos en bandas más o menos irregulares, llamados "tabores", confiados a oficiales franceses, combaten en una guerra feroz, sin reglas. No hacen prisioneros, pero están acostumbrados a llevarse como trofeos cabezas, orejas y testículos cortados, casi siempre con su víctima viva y consciente. Viven del saqueo y se dedican a toda clase de violencia. ¿Porque han sido enviadas a Italia tropas tan feroces? … Hombres que sufren la misma suerte que las mujeres a las que tratan de defender. En el pueblo de Esperia, una anciana de 80 años y su hija de 60 son salvajemente violadas y torturadas. En total, en las dos aldeas, las victimas son 500, pero muchos casos no se denunciaron por pudor, siendo la cifra pues mucho mayor. Además, casi todas las víctimas quedaron contagiadas de enfermedades venéreas(. Rommel, 2007)…..”” 

   Eran tremendos combatientes, eficacísimos en el cuerpo a cuerpo, los aliados los usaban como carne de cañón en su lucha contra los alemanes. Ellos no combatían para la libertad o la democracia u otros valores éticos  más o menos hipócritamente  sostenidos desde  casi siempre por los europeos. Ellos combatían para el botín  y por las razias: y en sus “culturas” la palabra victoria incluía razia, incluía violar mujeres, jóvenes o  viejas, hombres, niños, todo según antiquísimas tradiciones de guerras.   Violar mujeres en manada era el pasatiempo atroz del vencedor primitivo. ¿Que fue el Rapto de las Sabinas? ¿La Liberación de Jerusalén? ¿ El Saco de Roma? En su guerra contra los “terribles” alemanes, los Aliados ingleses, franceses y hasta norteamericanos  recurrieron a  “soldados” de sus colonias y las volcaron sobre Europa haciéndose en muchos casos muy claramente la vista gorda antes sus excandecencias tribales.
No quiero comentar eso, ahora. El punto  es que al leer  del acto heroico hecho, hoy en día,  anteayer, por un posible nieto de esos marroquíes, al salvarle la vida a un italiano, también posible nieto de una de las tantas mujeres violadas, sentí una gran confusión.  Y se me presentaron   consideraciones sobre los cambios, las variaciones, de cómo todo   se modifica  con el tiempo…     Recuerdos, pensamientos, comparaciones, similitudes, sensaciones, estados de ánimos,  todo eso se mescló  en mí.

 Algo me llevó  a buscar una vieja película  usando    este invento tan útil y tan peligroso que es Internet. La película era  de Vittorio de Sica como Director. No recuerdo ahora el año, pero era el periodo del Verismo Italiano, todavía en blanco y negro, con la Sofia Loren en sus primeras actuaciones. Ralf Vallone…con su mirada limpia. La Ciociara se llamaba la película; Las Dos Mujeres en su versión en Castellano. Me costó conseguirla pero  la conseguí. En ingles. Bueno, pero la conseguí. Y volví a ver la escena terrible del asalto de la manada de marroquíes  a las dos mujeres, la madre y la hija, una chiquilla de quizás 15 años, que quedaron violadas y golpeadas y sin conocimiento, tiradas en el piso, entre  sangre, violencia  y vergüenza. Y aquella piedra, que la madre desesperada al recobrar conocimientos  lanza con odio inútil  contos la camioneta de los oficiales Aliados “blancos” que aparecen poco después, es un grito de horror. Quizás los oficiales no entendieron la tragedia,  o no quisieron entenderla,  pero  fueron ellos los responsables, en fin, de las atrocidades de sus tropas coloniales. Me revolvió el estomago, esa película vuelta a ver a distancia de más de medio siglo.
Quizás estoy insistiendo demasiado en este blog con los recuerdos de eventos tan feroces. Pero esas antiguas imágenes se clavan en la mente de uno. No se borran nunca. La persona que ha vivido en su propia carne los inevitables excesos de las guerras o revoluciones  nunca podrá olvidar.  Así ha sucedido con  los hebreos, que a veces pueden parecer patológicamente insistentes con sus cazas a ex nazistas ya reducidos a viejos  dementes;  y con de algunos chilenos  en su tenacidad contra el ex-decrepito Pinochet. Algo parecido con los “democráticos” de hoy en día  contra militares, dictadores y dictadorcillos, en varios  casos bien apoyados a sus comienzos. Hay que haber tenido un hijo desaparecido para saber de la tragedia de las madres de la Plaza de Mayo.
Pero la mayoría de las gentes quieres olvidar. Y la mayoría de la gente tiene razón. En el mundo todo cambia. Constantemente. La inteligencia,  grosso modo, es adaptación al ambiente.
Es posible que el abuelo de ese emigrado marroquí en Italia haya violado la abuela del mismo italiano que salvó.
Pero nada le quita valor  humano a esa acción de hoy en día.
 Y esa acción debería servir de mónito, advertencia , de recuerdo y enseñanza, para  tratar de eliminar o al menos  reducir tantas intemperancias de  hoy.
 El marroquí que hace casi un siglo fue delincuente y violador, hoy nos salva la vida.  Los chinitos que hace dos siglos nosotros enviciábamos en el opio para nuestro beneficio económico, hoy en día quizás nos salvan de la crisis económica. Al Cristóbal Colon que antaño era  considerado un hombre notable, hoy en día en Venezuela le tumban  la estatua por criminal de guerra.
¿Quieres una linda frase latina, mi especialidad, para cerrar ese post de alguna manera?
 Acqui va:
 SIC TRANSIT GORIA MUNDI. (*)
                                                                    ***


(*) Antiguo mónito al Papa recièn elegido.Literalmente: Asi pasa la gloria en el mundo
     menos literalmente:todo cambia.

25 nov. 2011

Ricardo Corazon de Leon y enredos de familiares .


Richard Iº Coer de Lion
King of England
Duque de Aquitania
Duque de Normandie
Conde de Anjou




RICARDO CORAZON DE LEON




Ricardo Corazón de León fue un personaje muy fuera del común. Había nacido en Oxford pero no hablaba ingles con acento oxfordiano: el ingles no lo hablaba en absoluto. Hablaba francés, como la mayoría de la nobleza de la época. A parte de que pasó la casi totalidad de su vida fuera de Inglaterra, máxime en Francia, donde tenía sus mayores dominios. Inglaterra, para él, era demasiado fría y lluviosa. Su padre era  Henry II, Enrique II, Plantageneto, nacido en Francia, Normando, o sea Vikingo y será el Rey más poderoso de la época. Su mamá fue Leonor de Aquitania, quizás la mujer más fascinante de la historia : que había sido esposa del Luis VII rey de Francia y que lo acompañó en la segunda cruzada a Tierra Santa, la que inventó el amor cortes, con todo el antourage de trovadores, poetas vagabundos provenzales,  la que fue infiel a su marido, la que había dicho: Creía haberme casado con un hombre y me casé con un monje; la que, después de casada, a los 29 años conoció a Enrique II de Inglaterra, diez años mas joven que ella, se enamoró de él y él de ella: obtuvo la anulación del matrimonio con el Rey Francés y se transformó en esposa del Rey de Inglaterra, con el cual tuvo la belleza de ocho hijos más, entre los cuales el Ricardo ese, el preferido y al que ayudará durante toda su vida. Bueno, con unos padres así, Ricardo no podía no ser el también un personaje fuera de lo común. Era un joven muy atractivo, cabello rubio con destellos rojos, ojos celestes, componía versos en francés y occitano ( lengua d´oc ). Desde temprana edad demostró  habilidades políticas y militares, era muy valiente y caballeroso. De repente  un dia llega de Francia su prometida, la joven y linda Adela de Francia, hija de Luis VII, el primer esposo de su mamá  Leonor de Aquitania. Pero al buen rey Enrique II, padre de Ricardo, le gusta tanto la jovencita novia de su hijo, que la viola, la posee, la transforma en su amante y hasta tendrá un hijo con ella. Naturalmente hay peleas en la familia, Ricardo se enfrenta a su padre, azuzado por la madre pero Leonor, la no más joven Leonor de Aquitania pagará los platos rotos  y  quedará encerrada: el marido amoroso la manda presa, a no fastidiar mas!. Quedará encerrada por 15  largos años  y será por fin liberada por su hijo Ricardo.

Ese Ricardito, en 1179, a los 22 años,  va a sofocar una rebelión de nobles en  Aquitania  y alli demostró sus habilidades militares: fue muy hábil y muy cruel en lograr sofocarla. Después de un par de años, sofocó otra rebelión, siempre en Francia, en Angoulême. Y allí, cuentan: “Él tomó a la fuerza a las señoras, hijas y parientes de hombres libres de Angoulême y las hizo sus concubinas. Y luego de haber apagado su lujuria con ellas, echó manos a sus soldados para lo mismo…”” ( SIC ) 

Al poco rato, por motivos de conveniencia, se alía con Felipe II, nuevo rey de Francia, el que será Felipe Augusto de Francia, y que era hijo de Luis VII, el primer esposo medio monje de Leonor, mamá de Ricardo. Y en este año, llegan noticias de la batalla de los Cuernos de Hattin, la gran victoria del Saladin en Tierra Santa. Entonces Ricardo decide “tomar la Cruz”. Pero tomar la Cruz no significa partir inmediatamente para Palestina. Ricardo saldrá de Francia en 1190, como Cruzado. Pero antes, con su nuevo aliado, Felipe Augusto de Francia, derrotará a su padre el rey Enrique II en Ballans, Francia, muy cerca de la región de Coñac. Y su padre, con el consentimiento de Juan sin Tierras, el otro hermano, nombrará a Ricardo como sucesor al reino. No se sabe si fue por efecto del coñac de Cognac. A los pocos días Enrique II se muere. Alguien, cierto Roger de Hoveden, historiador ingles, dijo que estando presente Ricardo, el cuerpo muerto de su padre Enrique II sangraba por la nariz. Eso se tomó como signo de que Ricardo había causado la muerte de su padre. Sea como fuera,  Ricardo  será coronado Rey de Inglaterra en Westminster. Ricardo quiso excluir de la ceremonia a judíos y a mujeres; quizás porque la corona era como Rey pero la ceremonia lo consagraba también como Cruzado. Y consideró que era mejor si los infieles judios y las pecaminosas miujeres no contaminaran lo sagardo del evento. Según otro cronista, presente a la coronación,  Ralph de Diceto, unos cortesanos de Ricardo desnudaron y flagelaron a los judíos que se habían atrevido a presenciar la coronación y los echaron a la calle.  A consecuencia de esto la plebe de Londres se sintió autorizada a masacrar judíos: muchos fueron golpeados a muerte, saqueados, quemados vivos y muchos bautizados a la fuerza. Parece que Rey Ricardo desaprobó esas exageradas intolerancias y que castigó a los instigadores, permitiendo a los judíos conversos a la fuerza a que regresaran a su religión. Demostró gran tolerancia;  o sencillamente que no le importaba mucho ni una religion ni la otra. El arzobispo de Canterbury, Baldo de Exeter, demostrando caridad cristiana, no estuvo de acuerdo con este acto de “justicia reparativa” del Rey diciendo: ”Si el Rey no es hombre de Dios, entonces será el Diablo..” Sin embargo Rey Ricardo se preocupó que en víspera de su salida para Tierra Santa no siguieran los desordenes anti judíos y ordenó la ejecución de los más fanáticos revoltosos   antisemitas algunos de los cuales en su afán de desenfrenos habían asaltado y quemado hasta casas cristianas. Y hubo un escrito real donde se ordenaba a todo el mundo que dejaran en paz a los judíos. A pesar de eso, siguieron algunos actos de violencia anti judía, en especial en la ciudad de York.
Mientras  tanto el Saladin  trataba de ocupar  Jerusalén con sus catapultas y el "arma secreta" del fuego griego.
Así que por fin Ricardo, ya Rey, y Felipe II de Francia, todavía no Augusto, decidieron partir juntos. ¿Como dos hermanitos que se quieresn? ¡No! Es que ninguno quería dejar el otro solo, en Europa, por el miedo recíproco que uno ocupase los territorios del otro!! Se subieron los impuestos, se vendieron cargos oficiales, se vendieron tierras, bienes y posiciones. Fue rechazada solamente la proposición de un cierto Reinaldo, el italiano, de comprar por 3.000 libras, una suma enorme, el cargo de canciller. Evidentemente Ricardo no se fiaba de los italianos, ni como compradores: TIMEO DANAOS ET DONA FERENTES.
En cierta ocasión, al reclamarles algunos que él había pasado solamente pocos meses de su vida en Inglaterra y los demás años en el extranjero, él contestó muy francamente que en Inglaterra raramente se veía el sol y que si hubiera encontrado un comprador para Londres la hubiera vendida. Y realmente Inglaterra era la parte minoritaria de sus territorios y le servía solamente para el título de Rey y aproximarse como igual a otros reyes.
En fin en septiembre del 1190 sea Rey Ricardo como Rey Felipe Augusto llegaron a Sicilia. Allí, en la soleada Sicilia, Ricardo tuvo tiempo de pelearse con Tancredo I de Sicilia. Ese Tancredo había encarcelado la viuda del anterior rey de Sicilia, la Reina Juana de Sicilia pero nacida en Inglaterra, hermana de Ricardo Corazón de León. A esta Dama sícula inglesa el Tancredo I ese no le había entregado la herencia de su marido, el difunto rey anterior. Ricardo, nada mas desembarcado, exigió la liberación de su hermana y la entrega de la herencia, que era lo que más le interesaba. Pero, los Sicilianos son sicilianos y el pueblo de Messina se sublevó exigiendo que todos los extranjeros se fueran para sus casas. Ricardo se enojó, atacó Messina, la conquistó, la saqueó y la quemó. Y se quedó tranquilo a esperar que por fin Tancredo I accediera a sus demandas. Por fin llegaron a un acuerdo, típico de la época: La hermanita Juana de Inglaterra y viuda del anterior rey de Sicilia seria liberada y se le devolvería la herencia; Ricardo Corazón de León y Felipe Augusto reconocerían a Tancredo I como rey de Sicilia y serian amigos; el sobrino de Ricardo, el hijo de su hermana Juana, el joven Arturo de Bretaña, seria heredero de Tancredo de Sicilia  y recibiría como esposa una de las hijas de Tancredo; hubo intercambio de regalos, soplaron las candelitas de la torta repartida y Tancredo I recibió como regalo de manos de Ricardo Corazón de León nada menos que Excalibur, la mítica espada del Rey Arturo. Así por lo menos dijo Ricardo, que era la espada sagrada del Rey Arturo.
Y en 1191 después de la Comunión, por fin los dos reyes, de Francia y de Inglaterra, dejaron a Sicilia y siguieron el viaje para los Lugares Sagrados.
Pero, no se sabe si por el mal tiempo o las malas intenciones de Ricardo, éste desembarcó en la Isla de Chipre. Y al llegar a Chipre, ¿qué hace el buen Ricardo? y ¿vistiendo su manto blanco con la Cruz de Cruzado? Se apodera sin más de la ciudad que era gobernada por   Isaac Comnenos. Sigue la inevitable batalla-guerra. Naturalmente gana Ricardo y encarcela a Isaac. Pero debido a que Ricardo había prometido que nunca pondría a Isaac “bajo hierros”, lo encarceló con cadenas plata para mantener su palabra. No se sabe bien lo que Ricardo hizo con la hija de Isaac Comnenos. Pero si se sabe que masacró a todos aquellos que trataron resistirse.
Y con el alma en paz y otra comunión, se embarcó para llegar a Acre, en Tierra Santa, en junio de 1191. Llegó a la playa, se arrodilló, besó la tierra y decidió apoyar a Guis de Lusignan que estaba tratando de mantener su incierta corona como Rey de Jerusalén. Este Guis, además de Rey de Jerusalén, era el viudo de una prima de Enrique II, padre de Ricardo y se llamaba, la muerta, Sibila de Jerusalén. Pero el derecho a ser Rey de Jerusalén era contestado a Guis de Lusignan por cierto Conrado de Montferrat, quien era el segundo esposo de la media hermana de la Reina Sibila: otro enredadísimo enredo de matrimonio entre nobles, viudos o divorciados.

En fin, los “unidos” Cruzados que habían cruzado el mar,cruzaron armas en la ciudad de Acre y la conquistaron. . Ricardo estaba enfermísimo, parece de escorbuto, porque evidentemente no comía verduritas  sino solamente pollos horneados, faisanes y jabalíes. Eso no impidió a Ricardo que, una vez conquistada la ciudad, se peleara con los “hermanos“ de armas. Cruzaron palabras de ofensas recíprocas. Que Leopoldo de Austria se había atrevido a colocar su pendón, su bandera, al lado de las de los dos Reyes, siendo el solamente Duque. Ricardo agarró el pendón de Leopoldo y lo tiró al suelo. Leopoldo se ofendió y se retiró de la cruzada. Después Ricardo se peleó también con Felipe Augusto, el mismo Rey de Francia que había sido enemigo y amigo de Ricardo y en los últimos tiempos, según las malas lenguas, también más que amigos, mejor dicho, amigos intimísimos. Y de esta tendencia de Ricardo se había hablado también en otra ocasión, a propósito de su esposa Berengaria de Navarra, la que Ricardo había casado aun teniendo como novia oficial a Adela de Francia, la primera novia de Ricardo, amante de su padre Enrique II. Y se decía que Ricardo se había casado con ella,con Berengaria, por dos motivos: el primero porque le llevaría en Reino de Navarra como feudo y el segundo, porque al machísimo Ricardo Corazón de León le gustaba el joven hermanito de Berengaria, el que sería más tarde el Rey Sancho de Navarra. En fin, dicen los franceses, “se navegaba a la vela y al vapor!" Al poco tiempo también Felipe Augusto dejó la Cruzada. Y parece que sea a él como a su amigo y colega Ricardo le había llegado una alopecia por la cual perdieron el cabello y el rey de Francia hasta la vista de un ojo. Quizás como castigo divino para sus avenencias.  

Bueno. Ricardo se quedó solo, entonces. Y para no sentirse tan solo decidió quedarse con 2.700 musulmanes como rehenes para tratar con Saladin.
Pero como al mismo tiempo quería seguir en su campaña y sabia que los prisioneros les serian de estorbo, los mandó a degollar todos, a pesar de ciertos convenios ya iniciados con el Musulmán. Se encontró después con las fuerzas de Saladin y en Arsuf  le ganó en batalla.
Fue la primera victoria de Ricardo en Tierra Santa en pelea directa con Saladin.
Pero Ricardo quería negociar con Saladin y le ofreció en matrimonio su  hermana Juana, la de Sicilia e Inglaterra, la viuda liberada por él de las garras de Tancredo I, con contorno de herencia. La oferta era para al hermano de Saladin, que se llamaba Al Adil. No se sabe si la oferta era un ardid para ganar tiempo. Pero la idea de este matrimonio a la francesa no le gustó a los musulmanes y quizás tampoco los entusiasmaba la no ya joven Juana. La proposición no tuvo éxito. Saladin perdió como 7.000 hombres y Ricardo pudo dirigirse hacia Jerusalén. Llegó hasta 20 kilómetros de la Ciudad Santa. Allí hubo escaramuzas, pero, sea Ricardo que Saladin se dieron cuenta que ambas posiciones eran insostenibles. Y advinieron a un acuerdo, por fin, el día dos de septiembre de 1192. Los cristianos tendrían libre acceso, como peregrinos, a la ciudad de Jerusalén y su presencia seria bien tolerada.


Escudo de Armas de
Ricardo Iº
Corazòn de Leon


En el periodo del romanticismo, su figura renació como ejemplo de caballerea.
Algunos lo han tratado como un depravado homosexual.
Otros escribieron de él como asesino sin piedad de los musulmanes. En la literatura infantil generalmente se le presenta como caballero heroico.
Los ingleses lo adoran. Lo de haber asociado su persona con Robin Hood, es una falacia.  Si Robin Hood existió, fue mucho tiempo después.
Un veredicto muy interesante sobre Ricardo Corazón de León nos dice que “ Fue un mal hijo, un mal marido, un mal Rey, pero un esplendido soldado y galante.”
En fin un hombre fuera de lo común y como casi todos los grandes, con grandes meritos y grandes defectos.

                                                                            **

Mi comentario? QUOD LICET JOVI NON LICET BOVI.
Mi traducción?  Todos los hombres son iguales, pero hay algunos que  son más iguales que otros.

                                                              ******************