9 dic. 2011

Triada de Navidad: 1/3 Dionisie de Mic

 Baja el telón… sube el telón…

 Anno 350 post Christum Natum ( A.D.)



 Papa Julio I pasea nerviosamente adelante y atrás, maños recogidas detrás de la
 espalda, en una sala del vaticano que todavía no es el Vaticano:

”…que nació  cinco  años antes de cuando nació…que ¿nació en diciembre? ¡No! ¡Porque en diciembre  por allá hace frío, hay nieve y san Luca  (evangelio) dice que los pastores pastaban pasto verde con las ovejitas, y había cielo estrellado, sin nubes !…ERGO…no podía ser de invierno… que el Censo   donde tenia que acudir esa pareja de recién casados no se haría en diciembre…nunca los romanos los hacían en diciembre, mes friísimo, nadie acudiría  y lo hacían cuando el frío amainaba.”

Papa Julio I llama con voz alta:


Papa Julio I
 

"Monje Dionisio, dicho el Exiguo: Te voy a encargar   un encargo que si lo   cumples a satisfacción, ya no serás el Exiguo sino el Grande.  Póngame orden en este marasmos de fechas y opiniones; que si nació antes que si después, que  si nació de invierno que si de primavera.  Hay que tener  prudentemente en cuenta que vendrán los Protestantes   que siempre protestarán, vendrán los Testigos de Jehová que dirán que somos paganos… Y un sin fin de hinchabolas que nos harán la vida imposible, en lugar de quedarse humildes como las ovejitas y seguir nuestras decisiones. Menos mal que, con el  tiempo, vendrá la Ley  de Infalibilidad del Papa, y AMEN. Pero tu, Monje Dionisio, dime la fecha, día y hora de cuando nació nuestro Señor Jesús Cristo! Estudia, escudriña, vea e inventa pero dame una fecha!”

Baja el telón… sube el telón…

 Algunos años después, más cansado, mas doblada la espalda, el Monje Dionisio el Exiguo se presenta en el vaticano que  todavía no es el Vaticano.

 “¿De donde vienes viejo? ¿Quieres ver al Papa?  Y que ¿te dio un encargo?” Le pregunta
El Monje Dionisio el Exiguo.
-Dionisie el Mic-
 una especie de portero, con aire de importancia.

“Llego de Dobruja, en la Escitia, tierra  que con el tiempo se llamará Rumania, y traigo tres cosas “ dijo el viejo Dionisio con paciencia”  la primera es como usar cierta  hierba para aliviar los dolores de reumas a los  huesos cansados de los viejos;  la yerba se llama cannabis indica  y sirve  para un baño de vapor como lo describió ya Heródoto  casi mil años atrás, una especie de sauna de marihuana”.        

        ...los escitas toman la simiente del cáñamo, se meten debajo de las mantas, y entonces tiran la   simiente sobre las piedras calentadas al rojo vivo, y la simiente exhala un perfume y produce tanto vapor que ningún brasero griego podría superar tal cantidad de humo: los escitas aúllan encantados y felices  en su baño de vapor.

La segunda novedad que traigo  después de varios años de estudios y de haber casi inventado el número CERO, es que  de ahora en adelante se dejará la costumbre de fechar los años como A.D.: idem est  Anno Diocleciano, como hacemos ahora, porque el A.D. hace referencia  a un emperador pagano persecutor de cristianos. Y de ahora en adelante se fecharan A.D., pero en otro contexto, o sea  Anno Domini,    calculando los eventos a partir del nacimiento de nuestro señor Jesús Cristo…. 
 
Pero allí  Dionisio se interrumpió porque no vio interés en el guardia  -futuro  guardia suizo- que cuidaba al Papa en aquél momento. Y pidió ser recibido por Jefe Máximo. El cual Jefe Máximo, Papa Julio I,  todavía no  era infalible  todavía porque habrá que esperar a  Pio IX con el Dogma de la Infalibilidad del  Concilio Vaticano I, en 1.870, A.D.   Pero Julio I,  sacerdote pero hombre y de sanas curiosidades, al comenzar a recibir las  noticias,  quiso de inmediato  hacer  una prueba del Sauna a la Marihuana. Y fue  tanto el contento y satisfacción del Papa, futuro santo, que feliz en el medio de los humos por fin se acordó y  le preguntó  a Dionisio:
“ Que era lo que te había pedido que tu hiciera para mí?... “

Entonces el paciente Dionisie  cel Mic (así se llamaba en Rumano) y siempre mas exiguo, le recordó  a Su Santidad  la importancia de fechar los años a partir del A.D. de Jesús Cristo y  no del A.D. de Diocleciano. El Papa no entendió muy bien  la diferencia pero dijo: IMPRIMATUR. Y se imprimió…

 “Santo Padre, “continuó el Exiguo “la cuestión mas importante que Su Santidad  me encomendó era poner orden en las  catervas de interpretaciones  sobre la fecha de nacimiento de Nuestro Señor Jesús Cri…..”
“Claro  claro, que te creías, monje  Exiguo “lo interrumpió  el Papa “tú de verdad ¿pensaste  que por estar en medio de los humos de la Sauna de Marijuana el Papa se olvidara de algo?    no sabes lo que yo recé al Dios que todo lo puede ¿para que  iluminara tu pequeño  celebro y me consiguieras una solución  justa, correcta, verdadera y prudente? Dime, pues, ¿a que conclusión llegaste?”
El Monjito le contestó:“Ves, Santo Padre, por largos años yo he estudiado costumbres  de pueblos los   mas diferentes de  nosotros, algunos de los cuales en tierras que  no es  dado conocer todavía...  y que se llamarán américas …“
“¿Para qué carajo “  lo interrumpió el Santo Padre  “debo preocuparme por pueblos que no es dado conocer todavía?  ¿No crees tú, exiguo, que la cantidad de problemas  que tengo con  los pueblos conocidos ahora  sean ya suficientemente grandes? Dale. No me hagas perder mi tiempo precioso… llega a la conclusión….”
“Así “  continua paciente Dionisio “ lo que he descubierto es que no solamente entre los romanos,  los persas, los fenicios y los sirios hay celebraciones  que se refieren al nacimiento de un Salvador  nacido  de una  virgen, o de una mujer mas o menos virgen, entre el 20 y el 25 de diciembre. ¡No!  Los hay también en otros pueblos. Y me refiero a pueblos de los cuales más o menos hemos ido hablar: como los hindús, los egipcios, los Germanos, los  Escandinavos con sus druidas.”
“Cuidado, Monje Dionisio“  le miró el papa con algo de severidad en los ojos “cuidado con lo que dices, no seas que pase tu a la historia no como el Exiguo sino como el Herético…y termines tus días  en un asado a la Rumana. Pero hazme unos ejemplos de esos casos de imitación  irrespetuosa de  nuestras  Santas Tradiciones.”

“Padre Santísimo y Reverendísimo, algunas de esas tradiciones son anteriores al día feliz del Nacimiento de nuestro Señor Jesús Cristo“  dijo con humildad el Exiguo. “Por ejemplo, en la mismísima Roma…la santísima Roma, ahora purificada por el  Cristianismo, existía desde tiempos anteriores la felonica creencia en el dios Mitra, como encarnación del Sol.  Lo veneraban persas e hindús. Y  sus sacerdotes,  con atuendos  blancos, celebraban el 25 de diciembre como día de su  nacimiento de una  Madre  Virgen en una pobre cueva.  Se decía que el Magnánimo Emperador Constantino el Grande,  el del   IN HOC SIGNO VINCES  y del  EDICTO DE  TOLERANCIA del 313, se decía, decía yo, que era  adorador de ese dios. Y también los romanos, aun sin  las novedades orientales de Mitra, festejaban el 25 de diciembre como día del Sol Invicto: o sea Natalis Soli Invicti : que era Apolo en su coche de fuego surcando con sus  caballos los cielos de oriente a occidente, y también se le decía Febo, la versión Griega, con su coche ensamblado en Atenas. Los Romanos, a los cuales no se les escapaba ocasión para festejar, beber vino de los Castillos Romanos,  cantar canciones licenciosas y comer Lechoncitas asadas…a los Romanos, decía,  no se les escapaban en ese mismo periodo las Saturnalia, fiestas en honor de su falso dios Saturno. Y en esa semana de festejaos  se posponían los negocios, las guerras,  había intercambio de regalos y se liberaban temporalmente a  los esclavos. “
Dionisio el exiguo notaba  que Julio I mostraba cierto interés para oír  de  esas costumbres exóticas de pueblos antiguos  y prosiguió:
“Y también los Germánicos, los Escandinavos, y otros  pueblos barbarísimos al otro lado del canal de la Mancha, donde la ultima Thule de Platón, festejan al 25 de diciembre el nacimiento de Frey dios nórdico del Sol Naciente, de la Lluvia y de la Fertilidad. Y en esas fiestas suelen adornar a un árbol perenne, que llaman  en sus lenguas incomprensibles Yggdrasil, o Arbol del Universo o Arbol de la Vida, donde colocan regalos para el dios”

Papa Julio I estaba reclinado en su butaca.  Después de la sauna se le  veía relajado  y pensaba. ¿Que escaria pensando el sucesor de Pedro?
De repente posó su  mirada en el  monje.
“ Y tu que piensas de esa coincidencias de festejos paganos  con los nuestros? ¿Que haremos?  Siéntate acá conmigo, Dionisio. Y  hablemos con flaqueza…”
 El Buen Dionisio se sentó en un taburete al lado del Papa.
         “Santo Padre… no es una coincidencia… En realidad nada tiene a que ver con nuestra Religión, la verdadera, ni con las de otros; esas son  las falsas religiones y engendros del demonio.”
          “Te dije que me hablara con franqueza, monje y no como si hablaras al rebaño desde  un pulpito a mitad de Misa. Explícate, pues!”
           “Santo padre, el 25 de diciembre o unos o dos días antes, en toda la tierra que estamos por arriba de la  enfocada África, la noche es la mas larga de todas las demás  noches, y el día es el día más corto. ¿Que significa eso? Que a partir del 26 de diciembre las noches se harán siempre mas cortas, los días mas largos, el sol se levantará siempre antes, cada día un poco antes del anterior y se acostará un poco mas tarde cada día...O sea… comienza a despertarse el mundo. Salimos del frío y de la hambruna del invierno, se acercará la primavera y recomienza el ciclo de la vida,  la fertilidad, las flores, las frutas, el periodo de sol, del amor, de la alegría y  de luz. Por eso todos los pueblos     que he visitado y de los  cuales he oído hablar, festejan el inicio del nuevo periodo de vida. Y en esa  misma fecha se festeja el resurgir. Y nacen los dioses. Claro, Santidad, son tradiciones, paganas y falsas.   Pero están arraigadas en los pueblos.Por eso le digo, Santidad, es inútil que estudiemos la fecha exacta del nacimiento de nuestro Señor Jesús Cristo: primero  porque nunca lo sabremos; hay quien dice una cosa y quien dice otra y todas son verosímiles  o imposible de  creerse. Y, segundo, no es necesario. Hagamos que la fecha del Nacimiento coincida con las fiestas ya aceptadas por los pueblos, máxime para los romanos, ya que para  las gentes lo importarte son las fiestas; sea lo que sea  lo que festejan no importa tanto: lo que importa es festejar algo; casi casi, le diría yo a Su Santidad, que a los pueblos lo que importa es festejar el terminar de las penurias del invierno. Y con el tiempo se olvidaran que el 25 era la fiesta del Sol Invicto o de Mitra, o de Osiris. Para ellos, en pocos años, el 25 de diciembre será la fecha del Nacimiento del Redentor.  Y seguirán tomando vinos de Castelli y comiendo lechoncita.
 Y así sea. “

 “Sea así, “dijo  Papa Julio I “y amen. “

Y agregó: “IMPRIMATUR “. Y se imprimió la ley.

Y el 25 de diciembre fue bautizada como fiesta del Nacimiento del Hijo de Dios, en Belem.
A partir del año 350  A.D.
(Anno Domini  y ya no  Anno Diocleciani)



5 comentarios:

Aldo Macor dijo...

Nelson, (no el Almirante), sino mi amigo Nelson R., escribió:

MUY INTERESANTE EL ARTICULO SOBRE EL 25 DE DICIEMBRE; TE FELICITO.-

Anónimo dijo...

Tal vez no existió. Tal vez existió y fue algo distinto, pero es la figura más hermosa de todas las religiones.
Aprovecho el espíritu navideño para enviar un cordial saludo a la admirable Sra. Stanley. A tí te espero en Caracas y te prometo que te va a salir el colesterol por las orejas y vas a tener más alcohol que una farmacia.
Angel

Carmen Palmieri dijo...

Me encanta. Leerte, Aldo, es una mezcla de diversión y aprendizaje. Como debiera ser todo en la vida.
Besos grandes.
Carmen

Anónimo dijo...

Eres admirable nos haces amena la lectura rica en conocimientos y salpicada de ingredientes nutritivos para nuestro intelecto y alma.

Aprovecho para darte un fuerte abrazo deséandote todo lo mejor y Dios te llene de bendiciones a ti y tu familia,

FELIZ NAVIDAD
Y AÑO NUEVO
an

Aldo Macor dijo...

Ay…Ay… ¡ Anónimo AN…!

Creo que es la segunda vez que tú escribes algo de comentario a mis comentarios en el blog. Te lo agradezco. Me queda siempre la duda: ¿quién será la persona que me escribe y me dice cosas tan lindas? ¿Me las merezco?
Y además dice que me abraza…!¿ Me lo merezco eso también?!
Debido a que me escribes TUA SPONTE , sin obligaciones, habría que pensar que de verdad así las piensas. Quizás sea un error pensar lo que piensas. Quizás que sí y quizás que no. No importa. Prefiero recibir el abrazo, sin estudiar las causas. Lo demás es secundario. Y te lo devuelvo, el abrazo. Si eres hombre será un abrazo de hermano. Si eres mujer, ¿será un abrazo de hermana?
Depende.