27 dic. 2011

Triade de Navidad: 2/3 San Nicolaus de Mira.



Fresco medioeval en Sofia,
Bulgaria de Santo Nicolaus
 NICOLÁS 

ENTRE MITOS, LEYENDAS, HISTORIA,
SUPERSTICIONES,  niños  felices y
mucha comercialización.…..........




San Nicola di Bari
Érase una vez un pueblo en el sur de Italia que se llamaba Bari. Eran todos buenas gentes y orgullosos de haber por fin terminado la construcción de su magnífica iglesia dedicada a su santo patrono.  Pero faltaba algo que le daría el caché a toda iglesia que se respete, el último toque necesario: faltaba una reliquia del santo.Cómo conseguirla?  El santo  varón candidato  a patrono se había muerto ya desde hacia  casi 300 años. Sus santísimos huesos reposaban en su tierra de origen, Anatolia, Patara, Licia . Habían sido  infructuosas las gestiones ante el Emperador de Bizancio para obtener algo, aun que fuera un dedo, un meñique, un trozo del manto, cualquier cosa que hubiese pertenecido al santo  obispo  de Mira en su vida terrena.  Y últimamente, con la llegada de los Turcos infieles en esta zona cuna del cristianísimo, la posibilidad  de obtener la famosa reliquia estaba desvaneciendo siempre mas y mas.        
Sin embargo la fe mueve montañas, como diría dentro de algunos siglos  otro personaje, infielísimo y merecedor del infierno, pero que de montañas sí,  sabía. Y algo se movió; y lo que se movió del puerto de Bari, ciudad de mar, fue un barquito, un velero, con sus pocos pero valientes marineros, hombres temerosos de Dios pero no de las tormentas marinas ya que contaban con la bendición del Obispo. No del Obispo muerto en Anatolia, sino la del Obispo actual. Y entre saludos, besos y abrazos los marineros salieron para ir a tierra de infieles y tratar de convencerlos a darles, regalarle, venderle, una reliquia del santo patrono. Llegados a Anatolia, ya tierra de turco y que se llamara Turquía, los fervorosos marineros cristianos no lograron convencer o sobornar a las guardias turcos que custodiaban la región.
Pero, como se decía en Italia  hasta  pocos años antes,  AUDACES  ADIUVAT  IPSA  VENUS.  ¿Qué hicieron entonces los píos marineros que ya no eran  paganos para poder dirigirse a la diosa Venus? Se habían transformados en  buenos cristianos y  ansiaban, decían,  los placeres puros y castos del paraíso  cristiano. Pero eso no impidió que hicieran con  astucia y subterfugio lo que no pudieron hacer  con las buenas. Recordemos que “ el fin justifica los medios " fue otra aseveración  de origen italiana.  Así que, previa santiaguación y temerosos de los usos  que solían darles los turcos a sus  afiladas tijeras, nuestros píos marineros,  de noche,  a escondidas, a falta de vírgenes violaron el cementerio y se llevaron no un dedo o una reliquia mínima del santo, sino al santo entero: todo su cuerpo, o sea todos sus santísimos huesos; completos y sin pagar un centavo. Cumplida la misión de rescate, emprendieron la vía del regreso, con el santo botín a bordo del barco.
Pero, ¿qué  sucedió en las esferas celestes? Los marineros merecían una recompensa por recuperar los santos huesos de  Obispo Nicolaus de Mira, turco. Pero también tenían que recibir un castigo por el robo, infracción  gravísima  a los santísimos mandamientos. Por lo tanto el Dios que todo lo sabe y todo lo puede, mandó una tormentosa tormenta en todo el centro del Mediterráneo. Los marineros se ahogaron todos entre los oleajes,  pero del cielo bajo un ángel, experto timonel…
Así que, según sigue contándonos  el Liber Pontificalis,  los ciudadanos de Bari, todos reunidos en el puerto, vieron al velero acercarse con las velas hinchadas de viento favorable… pero al velero solo… y que llegó al puerto en perfecta maniobra marineresca,  sin marinero alguno a bordo.

Basilica San Nicola de Bari en Bari.

                                                                     *****


Así fue que la ciudad de Bari por fin tuvo en su iglesia, promovida a Catedral, el cuerpo entero de su santo Patrono,  que de ahora en adelante no se llamará mas nunca Nicolaus de Mira, Anatolia-Turquia, sino San Nicola di Bari.  Y si no fuera que estaba ya muerto habría aprendido el italiano con el sureño acento de Bari.
 Pasa el tiempo. Y por Italia además del tiempo siguen pasando tropas de todo tipo y etnias y razas. En un momento determinado pasaron los cruzados.  Pero no eran Cruzados que iban a Tierra Santa, sino  cruzados que regresaban  de Tierra Santa para ir a sus tierras menos santas, en las selvas de Alemania. Se trataba de soldados cruzados alemanes, obviamente, que en las cervecerías patrias  contarán historias verdaderas o bien inventadas sobre  odaliscas procaces, musulmanes cornudos y santos cristianos.Y cuando esos casi turistas se encontraron con las tradiciones de Bari, se emocionaron tanto que, no pudiendo llevarse las reliquias de  San Nicola di Bari, se  llevaron por lo menos su historia, agregándole algo de fantasía. Es con cierto esfuerzo, pero también los germánicos a veces tienen algo de fantasías.   Además de sus  fantasías también llevaron errores de tipografía, errores de amanuenses, o sea errores de los santísimos monjes copistas  que  copiaron mal el nombre de San Nicola transformándolo en Santa Klaus. Así que en Alemania llegó Santa Klaus donde se les a agregaron  todas las parafernalias nórdicas, a comenzar del Tannerbaum, el abeto, en recuerdo del árbol de la vida Celta y los ocho renos. Y así conocemos ahora en casi todo el mundo al ex opispo turco en sus variadas versiones, ya transformado en personaje comercial.
                                                         ***
Por pura curiosidad, ¿quieren recordar los nombre de los Renos? Aquí van:
Rudolf  ( el primero, nariz roja para iluminar el camino)-Dasher ( el alegre)-Danzer ( el bailarín)-Pranzer ( acróbata)-Vixen ( juguieton)-Comet ( luz) – Cupid ( amor)- Donner ( trueno)- Blitzen ( relámpago)


      
       *******************

6 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

Caro Aldino:
Como siempre ¡impagable tu humor desenfadado sobre todos los temas habidos y por haber.
Co respecto a los renos:
Hace muchos años, cuando yo empecé a “repasar” –más bien a “pasar” porque no me acordaba de nada- mis conocimientos de inglés, al entrar a trabajar al colegio americano, fui a la Alianza Uruguay- Estados Unidos- porque el English versión “british” no me servía para entender a todos mis compañeros americanos.
En un examen me pusieron como “comprensión auditiva” la canción “Rudolph The Red Nose Reindeer”. Aclaro que NO ERA ÉPOCA DE INTERNET, NI DE YOUTUBE, por lo tanto, yo no tuve-y no fui la única- ni la mínima idea de lo que decía la canción. Lo único que entendía era que “alguien” llamado Rudolph, tenía una nariz roja.
Así comencé a entender bastante sobre “el aprendizaje de lenguas extranjeras”. No basta saber conjugar los verbos, o conocer los significados de sustantivos, adjetivos etc. SINO que es necesario,- muy necesario- TENER UNA COMPRENSIÓN CULTURAL. ¡En MI cultura, no había renos y mucho MENOS con nariz roja brillante para alumbrar el camino! jajajajajajajajajajaja
Aquí está la canción con la letra y todo que encontré en youtube:
Caro Aldino:
Como siempre ¡impagable tu humor desenfadado sobre todos los temas habidos y por haber.
Co respecto a los renos:
Hace muchos años, cuando yo empecé a “repasar” –más bien a “pasar” porque no me acordaba de nada- mis conocimientos de inglés, al entrar a trabajar al colegio americano, fui a la Alianza Uruguay- Estados Unidos- porque el English versión “british” no me servía para entender a todos mis compañeros americanos.
En un examen me pusieron como “comprensión auditiva” la canción “Rudolph The Red Nose Reindeer”. Aclaro que NO ERA ÉPOCA DE INTERNET, NI DE YOUTUBE, por lo tanto, yo no tuve-y no fui la única- ni la mínima idea de lo que decía la canción. Lo único que entendía era que “alguien” llamado Rudolph, tenía una nariz roja.
Así comencé a entender bastante sobre “el aprendizaje de lenguas extranjeras”. No basta saber conjugar los verbos, o conocer los significados de sustantivos, adjetivos etc. SINO que es necesario,- muy necesario- TENER UNA COMPRENSIÓN CULTURAL. ¡En MI cultura, no había renos y mucho MENOS con nariz roja brillante para alumbrar el camino! jajajajajajajajajajaja

http://youtu.be/-UpFiOB5A80

Aldo Macor dijo...

Queridisima Alfa, muchas gracias por tu comentario... veo que como me consideras un poco duro de mente para comprender, me escribiste el texto dos veces !Muy Bien: REPETITA JUVANT! jajaja A parte la broma...no fui capaz de sacar el duplicado, pero tampoco consegui el anunciado texto de la cancion!
De todas maneras, nos queremos igual verdad? jajaja Ciao Alfa y Feliz Año Nuevo

Alfa Segovia de Stanley dijo...

¡Picardías de Internet, Aldino! Yo -creo- que mandé el comentario UNA sola vez, pero ya ves: "a quien no quiere sopa ¡dos platos!"

Trato de poner la dirección para " pinchar" escuchar y LEER la canción del Reno Rodolfo, el de la nariz roja.
Cariños enormes para ti también.

http://www.youtube.com/watch?v=-UpFiOB5A80

Alfa Segovia de Stanley dijo...

Por las dudas, Aldino. Si no puedes "pinchar" la versión de "Rudolph The Red Nose Reindeer with Lyrics" puedes ir a "youtube", buscarlo con el nombre completo y "pinchar" el que tiene el texto en color azul. Muchos cariños y lo mejor de lo mejor para ti.

Anónimo dijo...

Dr.Macor:

Es comercial Santa Klaus pero hace felices los hogares en estas fechas, principalmente BELLA ILUSION DE LOS NIÑOS, además acaricia en los adultos nuestro niño interior,

FELIZ AÑO 2012,


an

Anónimo dijo...

Creo que a los católicos nos ponen pruebas de fe realmente insalvables. En un pueblo de pescadores cerca de Boulongne-sur-mer se venera a la virgen de Le Portel que apareció en una barca de piedra, sin velas ni remos pero (gracias a Dios) iluminada. ¡Como si la fe cristiana estuviera tan firme! Deberías hacer en total una tetralogía incluyendo a los Reyes Magos, ejemplo de temprana integración racial.
Angel.