26 jul. 2013

L,. Personajes.- 38/54 JAN HUS


                                JAN  HUS
                              1373-1415

Jan Hus, filósofo, reformador, teólogo, era un bohemio en el sentido etimológico de la palabra.   Había nacido en Bohemia,  hijo de un campesino pobre, huérfano de padre muy temprano, criado con muchos esfuerzos por su mamá. Se cuenta que leyendo de la vida de San Lorenzo, fue tan impresionado por el martirio sufrido por el santo, que quiso acercar su mano al fuego, a ver cuánto podía soportar el martirio de las llamas.
Pero era un joven con inteligencia no muy común. Una vez entrado en la “carrera” eclesiástica,  llegó a ser Rector de la Universidad de Praga.  Cargo de enorme importancia, máxime para un huérfano de de campesinos.  Y el ex hijo de campesino pobre desde su cargo  reprochaba al alto clero su opulencia y auspiciaba un retorno al cristianismo primitivo, de pureza y de pobreza. Era aquella época, la que se llamó  del Cisma de Occidente, cuando los papas transfirieron su sede de Roma a  Aviñón, en Francia y hubo hasta tres Papas, contemporáneamente, compitiéndose  vergonzosamente el Solio de San Pedro. Uno de los tres Papas, Alejandro V, quien reinó solamente dos años, decidió marcar su pontificado condenando a la hoguera el pobre bohemio.  
Huss  auspiciaba mas o menos lo mismo que el ingles  Wilckliff, y ambos fueron indudablemente antecesores de Lutero y el Protestantismo. 
 Dicen que ya cerca a la hoguera Hus le comentó al incinerador:”Ahora vas a asar a un ganso (Huss, en bohemio, significa ganso) pero dentro de un siglo encontrarás a un Cisne que no podrás asar.” Exactamente al siglo, Martín Lutero, apodado el Cisne,  clavó sus 95 tesis que transformaron  la religión cristiana.
Y nadie lo pudo quemar.

 En  muestra de sincero arrepentimiento o por calculo de conveniencia tratando de eliminar  roces con fines de sobrevivencia, hace poco, papa Juan Pablo II, el Polaco, pidió disculpas por muchos excesos cometidos por la Iglesia Católica, incluyendo la hoguera para Huss. 
  
Pero seamos francos. No es que La Santísima Inquisición de la iglesia de Roma haya sido el único punto negro en nuestros últimos 6.000 años de historia.
Los excesos se han cometido y se cometen desde siglos en  en todas partes, en todas las religiones, en todos los reinos, en todos los continentes,  en todas las "civilizaciones".

Porque  todavía somos salvajes. 




16 jul. 2013

L.- Personajes.-22/54 FLORILEGIO DE SAN PABLO


         FLORILEGIO DE SAN PABLO, el judío-turco. 



QUISE REPORTAR AQUÍ ALGO DE LO QUE DIJO, MÁS BIEN ESCRIBIÓ, EL EX RECAUDADOR DE IMPUESTOS Y PERSEGUIDOR DE CRISTIANOS, SAUL, MAS TARDES NOMBRADO PAULO POR JESÚS EL NAZARENO,  MAS CONOCIDO COMO SAN PABLO EL APÓSTOL DE LAS GENTES, O SEA DE LOS GENTILES O SEA DE LOS NO HEBREOS.      PORQUE MAS QUE CONVERTIR AL CRISTIANISMO A LOS HEBREOS, O SOLAMENTE A LOS HEBREOS, PABLO SE DEDICÓ  A  DIFUNDIR EL CRISTIANISMO A TODO EL MUNDO ENTONCES CONOCIDO, Y QUE EN AQUELLA ÉPOCA COINCIDÍA CASI TOTALMENTE CON EL IMPERIO DE ROMA, CAPUT MUNDI. 



""Cada cual obedezca a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no venga de Dios. Y las que existen han sido instituidas por Dios. Así que quien se rebela a la autoridad se rebela contra el orden establecido por Dios. Y los rebeldes  recibirán su condena…. Es por ese mismo motivo que  Uds. pagan los impuestos: porque es una manera de servir a Dios cumpliendo con este deber. Devuelvan a cada cual lo que les deben: Pagad el impuesto a quien deben de cobrarlo; el temor a quien deben temor y el respeto a quien deben respeto.  (Romanos XIII-1-7)

Así como la Iglesia esta sometida al Cristo, así las esposas deben de estar sometidas en todo a sus maridos. ( Efesinos  V-24-30)

En las asambleas las mujeres deben de aguardar silencio…si quieren saber algo sobre algún punto, deben de preguntar al marido en la casa; no es conveniente que una mujer hable en una asamblea.  ( I, Corintios, XIV-34-35 )

El hombre no debe tener  su cabeza cubierta, porque él es la imagen y la gloria de Dios; por lo que se refiere a la mujer, ella es la gloria del hombre ya que el hombre no ha sido creado para la mujer, sino que la mujer ha sido creada para el hombre.(I. Corintios. XI-5-10: 13-16 )

…por  lo que se refiera a las viudas jóvenes… ya que no tienen nada que hacer, ella  se dedican a dar vueltas inútilmente en las casas. No son solamente unas perezosas, sino que son también chistosas y curiosas; hablan al derecho y al revés.  Así que yo quiero que las mujeres jóvenes se casen, tengan hijos y mantengan en orden la casa…( I a Timoteo, V, 10-15)""  
                                                                     

nota:
Por algunas de estas opiniones y frases,  se ha considerado a San Pablo, como pro dictaduras, fascistoide y machista. Eso, por lo que escribía. Y por cómo se portó con Tecla, con Santa Tecla, si es que el cuento es cierto, no podía ser considerado sino un pusilánime. 
Pero a parte esos detalles de comportamiento, Pablo ha sido un hombre de grandes visiones,y por eso pasó  la historia. Con o sin la fantástica conversión  en el camino a Damasco, Saulo-Pablo  intuyó  que  el “cristianismo” , en el cual fervientemente creía,  se quedaría  una de las tantas sectas  entre los judíos y sin importancia mundial si no   traspasaba  los confines de Palestina.
 Y  para que conquistara al mundo, esa Idea tenía que conquistar a Roma, la cabeza del mundo en aquella época. Y la conquistó, aun que obviamente haciendo concesiones de la  inicial primitividad hebraica a la más dúctil civilización griego latina.
Saulo-Pablo no fue uno de los doce apóstoles, aun que contemporáneo a ellos. Pero el Espíritu Santo debe haberle dado  también a él el don de las lenguas, ya que hablaba fluentemente  griego, como lengua materna, el arameo, el hebreo y por supuesto el latin, siendo ciudadano romano.  
  Si después de algunos siglos, en la edad media, la Iglesia transformará una inicial dulce idea de humildad, tolerancia y amor en un entorno de miedos supersticiosos, con brujas y demonios, eso no  fue culpa de Pablo.




6 jul. 2013

l.- Personajes.- 37/54 JOHN WICKLIFF


JOHN WICKLIFFE 
    
                       1320-1384

Después de los tiempos  del Conde Santo Tomas de Aquino, italiano,  será un ingles la primera persona  que se nos aparece atreviéndose  a criticar, con o sin razón,   la autoridad casi indiscutida hasta el momento de la Iglesia Católica Apostólica Romana y de su máximo representante: el Papa  de Roma. Será  la chispa que dará comienzo  en el norte de Europa a una reforma en los sentimientos  religiosos  que manifestará, gosso modo, un cierto deseo de independencia de la  teocracia y autocracia de Roma, bien sustentado, éste deseo de independencia, con un sólido  contorno de motivos económicos mas concretos.  Los buenos germánicos, siempre más   ahorrativos que los mediterráneos "despilfarradores", comenzaron a cansarse de que se gastara  en obras de arte "inútiles" lo que ellos pagaban  como Óbolo  de San Pedro.  Por envidia o lo que sea, no querían seguir siendo  financiadores del esplendor del Renacimiento italiano y del lujo y la lujuria de la corte papal.  
Y apareció un inglés, sin duda non único pero el mas importante.  Este  ingles será John Wickliffe, teólogo y reformador, fundador del movimientos de los Lolardos y considerado por muchas personas  como el padre o abuelo de los Protestantes.  Y quizás fue el primero en traducir del latín al ingles,  idioma “vulgar” de su tierra,  la Bendita Biblia, completa y  cuando todavía no había imprenta.
 ¿Sus consideraciones?
1) La devoción del sacerdote es absolutamente  necesaria para que pueda suministrar válidamente  los sacramentos. No  podía estar en pecado, de otra manera los sacramentos  no valían. Afirmaba eso, enfáticamente,  mientras que Roma pensaba todo lo contrario.   Era obvio: con la corrupción que había en Roma, ¿donde conseguir un clérigo que no estuviera manchado de pecados?
2) Propugnaba una especie de predestinación: si Dios, en su sabiduría infinita del presente, del pasado y del futuro, sabía de antemano quien sería salvado y quien se iría  al infierno, donde encontrar el Libre Albedrío ?  Porque  el saber implicaba la voluntad divina, ya que nada sucedía sin la omnipotencia de Dios.  Bizantinismos de moda de la época. 
3) Los cristianos  debían de regresar a la pobreza apostólica  y la Iglesia debía de pagar impuestos para sus muchas propiedades. Aplaudieron todos los envidiosos de las riquezas de la Iglesia. El actual Papa Francesco parece   ser destinado a seguir el mismo camino con Jesús de Nazareth, con San Francisco, y con este Ingles. 
4) Negaba la  transubstanciación : o sea que no era cierto que el verdadero cuerpo y sangre de Jesús Cristo estuvieron realmente presentes en la Ostia sagrada de la Comunión, sino que era un mera simbología. Sin duda una discusión de ese género  parece ridícula y ociosa  hoy en día con tantos otros problemas, ahora mas visibles para la humanidad. Pero en aquellos tiempos la religiosidad permeaba completamente el quehacer cotidiano.
5) La gente normal, decía  además Wickliffe , debía de poder leer la Biblia y por lo tanto había que traducirla al ingles: cosa que  él hizo, contra la voluntad de Roma, que pretendía  mantener el monopolio de la interpretación de las Escrituras.  Si los varios chamanes no mantienes   lo mágico, lo oculto y lo misterioso de las religiones, que queda de ellas?  Las grandes masas son atraídas por lo  oculto y misterioso: los valores éticos que puedan haber -- y que muchas veces los hay -- no les interesan porqué implican sacrificios.  Y  sacrificios es casi siempre  se pide  al pobre hombre común. El cual, simple  y explotado, solo  piensa en su panza y al sexo: los dos instintos básicos, como todos los demás animales. 

Hablamos un poco de ese inglés.   No era un don nadie sino un profesor muy estimado de la Universidad de Oxford. Con el tiempo y con sus ideas  se hizo muchos enemigos en la Corte Inglesa, entre el alto Clero y  naturalmente en la  Iglesia de Roma: el Papa lo excomulgó. Wickliffe  mandó sus discípulos a predicar sus tesis religiosas igualitarias, lo cual muy probablemente ha sido uno de los factores  que han  producido indirectamente la Crisis de la Sublevación de Campesinos en Inglaterra de 1381.  Fue condenado por hereje y expulsado de la Universidad de Oxford.  Más tarde, ya muerto, el Concilio de Constancia  lo declaró culpable de herejía en  1414 y se ordenó la quema de sus libros. Se exhumó su cuerpo, se quemaron también  sus huesos ya podridos  y las  cenizas  tiradas a un río.  ¿Crueldad muy primitiva? En éstos últimos dos siglos hubo también en la culta y aristocrática Europa mucha quemas de libros, de sus autores y  de sus lectores.
Pero tras su muerte, las enseñanzas se expandieron con más rapidez que  sus cenizas en el río.  Su Biblia, traducida al Ingles y  accesible al público desconocedor del latín, se repartió profusamente por medio de sus discípulos y  Martín Lutero reconoció muy francamente la influencia que Wickliffe ejerció en sus ideas. Algunos de los conceptos enunciados eran demasiado audaces para su época: afirmaba que existía una relación directa entre los hombres y Dios, sin la intromisión de la Iglesia, sin la intervención del Papa o de sus prelados. Condenó la esclavitud y la guerra, sostuvo  que la propiedad privada y  la servidumbre eran  imperfectas y pecaminosas y se debía  tratar de suprimirlas.
Con teorías de ese tipo, era  lógico que los poderosos de la tierra, laicos o clérigos,   condenaran   al  soñador profesor  de Oxford. 

  Hoy en día, un nuevo Papa en Roma, hijo de dos madres, Italia y Argentina, parece que  está forzando algo de reformas   en Vaticano. ¿Será en completa buena fe? ¿O será con una pizca de cálculo de conveniencia?  ¿Conceder algo para no perder todo? ¿Modificar para que todo siga igual?