16 jul. 2012

Post nº 2/4 APOLLINARIA YACUBOVA

Apollinaria Yacubova.  


Hay que aclarar que  los amores de Lenin, aun que no eran una caterva  tan numerosa como los de ese atleta del sexo que será  su ex  colega, el ex   socialista  Mussolini, han sido censurados y estudiados y vistos a través de la lupa de la policía soviética que   cuidaba al máximo todo lo  relativo al supremo  ícono del Socialismo Soviético. Nada debía manchar su reputación como Santo del Comunismo. Una infinidad de fotos han sido retocadas, máxime las de los dos periodos que Lenin pasó en aquella  isla de ensueño que siempre ha sido Capri, cerca de Napoli, donde llegaban los VIP de la época. Fueron retocadas más de una vez para evitar que se reconocieran personajes,  hombre o mujeres o políticos o industriales y militares  prusianos   que aparecían comprometedores en las fotos originales. Así que las noticias  y fotos de la Apollinaria  Yacuboba, intestataria de èste blog, también son dudosas. Al punto que yo no he conseguido ni una.   Parece que la muy linda y joven   activista del movimiento  revolucionario fue  su primer amor. Se dijo también, en alguna parte,  que el relativamente joven Ilich (cariñosamente Volodia) le propuso nada menos que matrimonio; una institución  que dentro de poco será considerada reminiscencia burguesa para dejar espacio al amor libre socialista. Y parece también que Lenin recibió un franco NIET, porque “las cosas del corazón no tenían nada a que ver con la política”.  Pero seguían viéndose, aparentemente. Y un buen  día la linda Apollinaria invitó a una amiga, menos bonita que ella, inclusive feúcha,   según algunos, para que fueran las dos a  una fiesta revolucionaria secreta.



VOLODIA 
La amiga era Nadezhda Krùskaya,   (Nadya) también ella maestra de escuela,  nocturna, para los trabajadores y   obviamente revolucionaria, que  se enamoró “de ese joven muy interesante de la región del Volga”.  Participaron juntos a una fiesta de Carnaval y a  otras reuniones con varios marxistas de San Petersburgo. Aparentemente Lenin  aún  siendo enamorado de la Apollinaria no desdeñaba tampoco la compañía de la Krùskaya halagado y complacido por  su lealtad y  apoyo. Sin embargo seguía viéndose con la Apollinaria a pesar del NIET.  Con la Krùskaya   disfrutaba de conversaciones revolucionarias  con contornos de comiditas caseras en la cuales la socialista   enamorada demostraba especial habilidad culinaria.
Pero llega el 1895.  Como ya dicho Lenin había ido brevemente a Suiza, a Berlín y Paris para estudiar  el movimiento obrero de Europa. Regresa a  Rusia. Y tan pronto regresa, siempre en 1895,  la policía lo recluye en la cárcel  de San Petersburgo, en prisión preventiva.  En este sito pasará 14 meses, en espera de juicio, sentencia y  casi segura condena.  Pero Lenin con el tiempo se había transformado en experto de reclusiones. Conocía perfectamente cómo se desarrollaba la situación de los presos políticos.  Cómo hacer para mantener comunicación con los compañeros, sea presos o en libertad y hasta con los compañeros del exterior.     Se había especializado  en fabricar tinteros de pan para  escribir “invisible”, usando leche en lugar de tinta negra.    Y el papel, colocado   por el destinatario al lado de una llama de vela, se calentaba y el escrito aparecía, milagrosamente!    En mi época, en Italia, usábamos jugo de limón. Mismos procedimientos, aun que no con los mismo fines.  Nosotros, yo especialmente,  escribíamos cartas normales, con  noticias de ningún carácter trascendental a las chicas  compañeras de liceo que nos gustaban. Ellas recibían las cartas con sentido de complicidad. Iban a sus casas y  encerradas en sus habitaciones o en el famoso baño testigo mudo de tantas intimidades, prendían la velita y leían las  frases de amor tan fogoso,  excitante  y atrevido  que casi el papel se prendía solo.  Sin vela. Pero eso sucedía a nosotros, hijos de una sociedad degenerada. Lenin usaba esas artimañas para la victoria de la Dictadura del Proletariado.   
Bueno. Pido perdón por la variante.Y las que seguiràn.
 Desde esta prisión de San Petersburgo Lenin comentará  a su hermana Anna “¡ Cuántos tinteros he tenido que comerme !”.
“Menos mal que estaban hecho de pan y leche…” le contestó ella, alarmada.  
De alguna manera Lenin lograba comunicarse también con su mamá y le pedía que les mandase a la cárcel ropa y cosas de primera necesidad. Llegó por fin el día del interrogatorio.   Lenin  con la cara más inocente del mundo supo contestar que no sabía nada de nada, que los papeles antigubernamentales que la policía encontró  en su casa  estaban allí por casualidad  ya que se los  había entregado en la calle un  desconocido  cuyo nombre ignoraba, obviamente. Y con esa carita de "yo no fuí", los terribles inquisidores le creyeron, en parte.      
 En la cárcel se le permitía recibir visitas dos veces por semana y  alimentos de afuera, varios días a la semana. Pudo recibir los libros que quería al punto que su habitación estaba repleta de ellos,  algunos de los cuales   prohibidísimos por la censura Zarista.   En uno de sus mensajes “a la leche”, Lenin pidió a  Apollinaria y a Nadya ( Nadezhda) que pasaran por cierta calle de San Petersburgo donde él pudieras verlas  aun que por poco tiempo, durante los paseos que daban los presos en los corredores de la Prisión.      Nadya acudió a la  cita  y confiesa que “por algún motivo Apollinaria no pudo ir”.  Así que fue ella sola  y  varias veces, para hacer saluditos  cariñosos con la mano al peligroso preso político. Las cosas son dos: o Apollinaria se cansó de un amor entre rejas, o la Nadya feúcha le tenía miedo a la bonita Apollinaria y por más camarada y compañera que fuera prevaleció la mujer y alejó  una posible rival peligrosa. 
A nuestro preso seguían llegándole alimentos y bebidas de la familia: “con todo el té que me ha llegado podría abrir una tienda”, confesó una vez riendo a un compañero de prisión menos abastecido.  Dormía nueve horas diarias y leía y escribía mucho.  Hacia traducciones. Con la hermana María confesaba que lo bueno era alternar lecturas serias con otras más livianas y jugar ajedrez.   En fin, la prisión la de San Petersburgo, de època zarista,  no tenía nada a que ver a lo que serán las prisiones de la época de Lenin y de Stalin.

Por fin llega el 10 de febrero de 1897. El Ministerio de Justicia  decide y ordena para Lenin  destierro por tres años en Siberia.  La noticia llena de alegría a la familia que temía una pena más larga.
Y el 28 de febrero, aun que por pocos días, Lenin fue  puesto en libertad!  Si, una vacación antes destierro. Antes de irse a Siberia.
Pasará el primer día viéndose con la mamá, las dos hermanas y la Apollinaria.  La Nadya, pobrecita no pudo participar a la fiesta de reunión familiar porque estaba presa no sé donde por sus actividades revolucionarias.  Fue una revancha  en el match Apollinaria  vs  Nadya? 
¿Qué había sucedido  además de eso?
 Había sucedido que  la mamá de  Volodia había conseguido algo increíble: que su hijito  pudiese ir a su destinación en Siberia usando sus propios medios y no obligado a las normas del tren reglamentario de los desterrados. Y no solamente eso le fue concedido  por la inhumanas autoridades zaristas sino que la mamá, pensándolo mejor,  opinó  que “debido a  la salud no muy férrea de Volodia, ¿no sería mejor que el destierro en Siberia… pero  como Siberia era tan grande …”   y se atrevió por fin a preguntar  “ ¿Se le podría mandar  a una localidad con un clima un poco mejor y no donde se moría de frio?”.
  Y las  Autoridades zaristas, siempre despiadadas, aceptaron cambiar un poco el destino originario y que Lenin fuera a la ciudad de Kranojark, en la Siberia del sur  y que  las Autoridades  locales decidieran  ellas   el sitio definitivo.  
 Y le conceden,  increíble a creerse,  el  permiso  de pasar una semana en Moscú   para despedirse de sus amistades.

 Así que Lenin  partirà por su cuenta,  llegará a Kranojark  y allí esperará el convoy reglamentario con los demás desterrados.  Las distancias eran y son inmensas  en Siberia. Viaje por tren, después por barco en un rio larguísimo, el Yanisei  y después viaje por tierra con carretas de campesinos.
Llegado a Kranojark conocerá un rico comerciante propietario de una estupenda  biblioteca. Se harán amigos, pasará muchísimas horas con él, en su mansión y allí recibirá revistas y periódicos de San Petersburgo y de Moscú que le manda su mamá.  A los dos meses llegará por fin el lentísimo convoy carcelario,  con sus compañeros, futuros bolcheviques.  Y por fin le comunicarán el sitio de destierro, que será  Shushénskoie, una aldea  bien alejada  de todo, donde  llegará acompañado   por dos  guardias  y entregado al único policía del pueblo. Para tener una idea, esa aldea está  mas o menos cerca al Lago Baikal y no es facil conseguirla en los mapas.  De verano 30 grados y de invierno 30 tambien. Pero esos 30  de invierno serán bajo cero.
30 grados bajo cero son una enormidad, para nosotros gente normal. Pero para esos casi esquimales, los "menos" treinta comparados con los "menos" 50 de otras zonas de Siberia eran un clima casi tropical.
Y en ese casi trópico pasará los tres años previstos del destierro. 
Debido a que había declarado de no tener medios  para vivir ( sic ), la oficina de gobierno le creyó y asignó siete rublos  mensuales para mantenimientos. Y eso servía para alojamiento, comidas y lavado de ropa. Pero económicamente nuestro preso político se defendía bastante bien ya que no se cual editor  marxista  de San Petersburgo le ofrecía de 100 a 200 rublos por cada artículo que él escribiera, lo cual  era una cifra muy alta para la época. Además le aseguran traducciones de obras extranjeras ya que Vladimir Ilich hablaba varios idiomas. Y  al fin de cuentas  estaba siempre dispuesta  la mamá, dulce mamá,  para cualquier cosa que él solicitara.
 Lenin  ha sido  un hombre sumamente inteligente, capaz,  gran luchador  y de enorme  voluntad,  serio, enteramente entregado a la causa del comunismo,   a la cual creía y para la cual sacrificará sus amores y mucha parte de sí mismo.  A pesar, quizás, de ciertas dudas expresadas en su lecho de muerte, siempre persiguió, inflexible consigo y los demás, lo que consideraba el  justo ideal político, costara lo que costara.  Que el destierro de tres años en ese pueblecito de Siberia haya sido en realidad un periodo de relax, para él, no le quita nada a su valor como  individuo de lucha. Para insistir sobre la aureola  de santo, no se puede mentir hablando de   destierro cruel. Fue todo lo contrario.  El concepto de castigo no existía en ese destierro. Lo que podía aterrar era la idea de estar metido en un rincón perdido del mundo, lejos de todo y de todos,  un pueblito entre Siberia y Mongolia.  Por lo demás era sumamente aceptable, mucho menos peligroso para Lenin que los años futuros, incluidos  los seis años que duró su gobierno en la Unión Soviética, del 1917 al 1924, cuando murió precozmente. Él mismo escribirá a su familia: “…Sushenshcoie no es un mal pueblo. Tiene buen clima, no es caro. Voy a caza de perdices y de patos…me siento bien,  hasta he engordado… me he puesto bien oscurito de piel que  parezco un campesino siberiano… Hay que ver lo que se consigue con la caza y el campo!  Y escribe y escribe, claro.
 Y al segundo año, en el 1898, Lenin se casará. ¡Con Pope y todo ¡ Se casará con  Nadya, con la Krùskaya.

NADEZHDA  KRÚSKAYA ( NADYA)
  Resulta que ella, la muchacha revolucionaria, la que le saludaba con la manita en su cárcel de San Petersburgo,  había sido condenada a tres años de exilio no recuerdo donde.
 Pero ella  también, como la mamá de Lenin, tuvo el valor de pedir al despiadado juez Zarista si podía pasar eso tres años de condena al destierro con su novio que estaba  exilado en Sushenshcoie.  El juez aceptó pero a condición que fuera su esposa. ¡Seguramente Nadia no esperaba tanto!  Yo apostaría a que Nadia le dio o quería darle  un sincero beso de agradecimiento a tan comprensivo juez: pero,  cuidado, eso lo digo yo, no lo he leído en ninguna parte. Total  que la autoproclamada novia aspirante a esposa por razones administrativas,  partió con su mamá y se presentó al pueblo donde Lenin cazaba patos   y se casaron.  No solamente matrimonio, sino matrimonio religioso; el único reconocido en Rusia. 
Y colorín colorado,  el amor de Apolinaria   se ha terminado...
y colorado colorin, Nadya se transforma en la señora de Lenin.

Que pasó con Apollinaria?
Parece que nunca más se vio con Lenin y que, creo en 1905, en la época del fallido conato de revolución que agarró Lenin en Suiza, la compañera Apollinaria  Yakupova se retiró de la política.  

                                          Fin de Post N 2/4

5 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

¿Nadya fue tan poderosa que ni siquiera quedó una fotito de Apollinaria?
La verdad que la feúcha supo lo que tenía que hacer y "la Apo"- fue más bien "desaparecida" por "la Nady" , feota pero quizás más inteligente. ¿no?

Aldo Macor dijo...

Alfa NO SE! hace poco lei algo donde se aclara por voz de cientificos y de estudiuosos serios,que la mujer es mas inteligente que el hombre. Me lo suponia, yo. Y el hecho que entre hombres dijeramos que nadie podria entender a una mujer, esta frase lo que escondia era LA INCAPACIDAD DE ENTENDER UNA MENTE SUPERIOR. LO DIGO EN SERIO, NO ES IRONIA. NADYA FUE ASI, PROBABLEMENTE. y LA FOTO QUE YO CONSEGUI DE ELLA PARA PUBLICARLA EN MI POST, ES UNA FOTO QUE LA FAVORECE MUCHISIMO,
NO TIENES IDEA DE COMO SON ALGUNAS OTRAS FOTOS DE ELLA QUE YO, COMO HOMBRE(QUIZAS SER INFERIOR PERO CABALLERO), NO QUISE PUBLICAR. y...SIGUE EL MISTERIO. PERO EL QUWERIDO MISTER LENIN, AUN QUE SE CASARA CON UN FEUCHA INTELIGENTE, SE ENAMORÓ DE UNA MUJER BELLISSIMA E INTELIGENTISIMA...DE LA CUAL HABLARÈ AL PROXIMO POST. CIAO Y HASTA LA PROXIMA,

Alfa Segovia de Stanley dijo...

La feúcha sabía cocinar. Mi abuela postiza- la tana Lucía - me enseñó que a los hombres se los conquistaba primero "por acá"- y se señalaba el "bajo vientre", después se seguía "por acá", -y se señalaba el estómago-,(había que saber satisfacerles también desde esa perspectiva estomacal) - y por último "se llegaba acá"- y señalaba el corazón. jajajajaja- ¡ Estoy segura de que vas a estar de acuerdo con ella!

Aldo Macor dijo...

Una persona misteriosa que llamaré ABC, escribió:


"letto, buono anche questo!"


No mucho, pero para mi muchisimo. Grazie.

Tácita Lane dijo...

http://www.elmundo.es/cultura/2015/05/07/554b126622601db2588b456c.html
Un saludo.