28 abr. 2012

Amantes de Mussolini-BALABANOVA post 2/10






LAS MUJERES Y  AMANTES de MUSSOLINI

POST Nº 2/10




ANGELIKA BALABANOVA
(UCRANIA 1878-ROMA 1965)

 Angelika Balabanoba, nació en 1878 en Chernicov un pueblito medio perdido en Ucrania. Bella inteligente irrequieta muchacha romántica e idealista conocerá las nuevas teorías socialistas en la universidad de Bruselas. Hija de rico abogado hebreo, se escapa de la familia, huye de Ucrania, para encontrarse a sí misma, dice ella,  va a Europa, conoce el mundo socialista en Suiza, la nueva ola en política.


  Eran casi todos personajes importantes de ese movimiento y de esa época. En 1902, no recuerdo si en Suiza o en Italia,  conocerá también a un joven italiano, un tal Benito Mussolini, de ninguna relevancia política, entonces, cinco años menor que ella, sin un centavo, inquieto, impetuoso, enfadado, anarcoide, revolucionario:  Mussolini a sus  20 años. Pero quizás ve algo más que pasión en esos ojos penetrantes, se interesa, lo educa políticamente, le enseña filosofía, lo hace socialista. Lo convence a ser importante y al fin, dulcis in fundo, se enamora de él. Lo impulsa y ayuda a escalar posiciones. Años después, el tal Mussolini será el Duce, Jefe indiscutido de Italia y comentará a un periodista: “Sin la Balabanoba no habría pasado de ser un pequeño funcionario, quizás un socialista dominguero cualquiera”; reconociendo por lo tanto la gran influencia que ella tuvo sobre él, todavía en formación.


Benito MUSSOLINI -1903
 ¿Se enamoró ella de él? Seguramente sí. ¿Se enamoró Mussolini de ella? Seguramente no. Mussolini nunca se enamorará de ninguna mujer. Pero seguramente fueron amantes. Más seguramente, si se conoce la excepcional vitalidad sexual de Mussolini. Pero Mussolini la traicionará, aunque para él dejar a una mujer por otra no será “traición”, sino el normal sucederse de los acontecimientos amorosos. ¿No declarará Mussolini, ahora no recuerdo en qué ocasión, mucho mas tarde, que “…nunca a una mujer se le podrá amar más de tres meses….? Pero sí, se “alejará” de ella porque de esas épocas fueron también sus amoríos con la bella y voluptuosa Isa Dalzer, esteticièn de Milán con quien tendrá un hijo y que, para que no quepan dudas sobre quién era el padre, lo llamará Benito y esto le costará muy caro. Y de esa misma época, más o menos, será el matrimonio, con solicitud de mano a punta de pistola (sic), con Rachele Guidi, hija de campesinos del mismo pueblo natal de Mussolini. Pero la traición intelectual para con la Balabanoba fue que su ex pupilo Mussolini en 1914 optará por el Intervencionismo en la Primera Guerra Mundial, desafiando las iras socialistas. 


B. MUSSOLINI .Voluntario 1917.
 Se especuló, años después, que Mussolini había sido espía pagado por el Foreign Office para promover el intervencionismo italiano al lado de Inglaterra y Francia contra los Imperios Centrales. ¿Serà? ¿No serà? ¿El Foreign office utilizó a Mussolini? ¿O fue Mussolini que utilizó la plata del Foreign Office? ¿Quizás para vestirse y comer un poco mejor?
Sea como fuera, la Balabanoba se transformó, entonces, de dulce Musa en   acérrima enemiga de Mussolini e insistió furiosamente para que fuera expulsado del Partido Socialista Italiano. Y así sucedió.
¿Fue solamente  por el fuerte resentimiento político? ¿O la    rabia de mujer abandonada? Seguro que ambas cosas  a la vez. Sea como fuera, una decepcionada Balabanoba se fue por fin a Rusia, esta vez; y en 1917 adhirió nada menos que al partido Bolchevique de Lenin. Tuvo papeles importantes en los primeros tiempos de la Internacional Comunista con Trotzky, Lenin, Zinoviev.


Vladimir  LENIN
 Esa mujer no se contentaba con cualquier Zutano. Pero la soñadora ucraniana esperaba algo diferente y, aun admirando muchísimo a Lenin, sin embargo no le tenía confianza. Llega inclusive a considerarlo ascéticamente feroz. Total se decepciona también con él y de los sistemas de  terror de la Cheka.  En 1922 pudo abandonar a Rusia. Lenin, que la estimaba mucho y estimaba su integridad, le dio permiso. Se fue a Italia; pero con la victoria del Fascismo y de su ex pupilo Mussolini, tuvo que refugiarse a Suiza. Después se fue a París y a Nueva York. Al terminar la guerra, Mussolini ya muerto y el fascismo en el ostracismo, regresó a Italia. Trató de participar en algo en el socialismo italiano.
Pero con el tiempo este ícono del socialismo, mujer que se definió a sí misma “nunca fui tranquila” y a la cual la ciudad de Roma dedicará una calle importante, se quedó sola,  en Roma, indefensa, vieja, fea, gorda, olvidada. Maldiciendo a todo el mundo y a su vida misma, que la traicionó en sus ilusiones románticas. Se sintió traicionada y decepcionada con todos y por los dos grandes hombres de su vida, Mussolini y Lenin. En los últimos momentos,  sola, en una camita miserable, llamó en un grito de  dolor a la persona que quiso arrancar de su corazón para vivir su vida: de sus labios ya cansados, salió un desesperado: “Mamá, Mamá….¿dónde estás? Parece que lo gritó en Yiddish.

                                                    ***
                                     FIN DEL POST Nº 2/10



6 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

¡Caramba, Aldino! ¡Qué impresionante relato! ¡Lástima lo de tener que morir "vieja, fea, gorda y olvidada"! ¡Sobre todo impacta mucho lo de "olvidada"-porque lo de vieja, gorda y fea, son los inevitables destrozos del tiempo-! Te sigo leyendo con verdadero interés.

Aldo Macor dijo...

El primer comentario escrito que recibí sobre este POST, ha sido de una persona que estimo y quiero mucho y que quiso darme una clases para que yo aprenda a dominar mi verborrea:me escribió:

C H E V E R E


gracias, G.P.M....gracias

Anónimo dijo...

Es un magnífico comienzo. Nos descubres que Angelika Balabanova era una mujer de fuertes convicciones políticas y según Emma Goldman una mujer "de fino espíritu y de una generosidad conmovedora".
¡Avanti!
Angel

Aldo Macor dijo...

Otra persona que quiero mucho, me escribió:

Aldo: muy bueno tu articulo sobre la amante de Mussolini.
Te felicito,
Cariños.
Azucena

Aldo Macor dijo...

Otra persona que tambien quiero mucho me escribe:

día a día te refinas como escritor y para dibujar también no hay duda

Aldo Macor dijo...

Otra persona mas que quiero mucho, me escribió:


bravísimo!! Muy buenos, entretenidos, simpáticos, muy bien el tono no-mussolinista, conseguiste que quede claro que estás hablando de las mujeres. Y rápidos, cortos, eso es perfecto. En serio muy bien. Buen trabajo!