20 mar. 2012

Los Taxi sin taximetro 4/6



LAS  CONFESIONES DESPUES DE UN VIAJE a
través del tiempo






Cuarta parte   4/6      Taxi sin taximetro


“Taxiiiiii….” llamo yo.
Dice el amigo:” No, ¡no llames a ese taxi! ¿No ves que no son de la Línea de Taxi? Es un pirata. Un taxi-pirata. Cualquiera puede comprar una chapa de taxi, ponerla en el techo, el tipo se sube, da la dirección y te  bajan a cualquier esquina, desvalijado y cuidado si vivo.” 
Digo yo:” ¿Y la Policía ¿”
Dice el amigo:” ¿Tú crees que hay policía?”
Naturalmente  yo no creí a eso. Imposible creerlo.
 Lo dice porque es antichavista.
Pero desde entonces instintivamente, antes de hacer gestos al taxista, miraba de reojo, medio avergonzado,  si era oficialmente de una Línea de Taxi.
Taxista "pirata" en Caracas
Taxista: “¿Pa donde?”
Yo “Al Centro Comercial Concresa”
Taxista: “60 bolívares.”
Yo: “¿No son cincuenta?”
Taxista:” Bueno, cincuenta.”
Yo, al rato: “¿No hay taximetro?”
Taxista:” Uhhhhhhh   los había. Los quitamos.”
Yo: “Así que ¿Libre contratación?”
Taxista:” Así es .¿Ud. no he de aquí?”
 Yo: No contesté
Yo, al rato, mirándolo:” ¿Qué edad tienes tu?”
Taxista escueto: “30”
Yo: “Soy veinte años mas venezolano que tu.”
No entendió.   Seguí preguntando.
Yo: “Y si el cliente extranjero  no sabe si está lejos o cerca? ¿Y si el precio es justo?”
Taxista, lógico: “Si es extranjero tiene dólares. Que se baje de la mula, que afloje. Se jodió.”

Taxista al despido:” Aquí  llegamos. Suerte. ¿Ud. es español?”
Yo, serísimo: “No, chico… Soy chino. Adiós.” 

                                                                                                                     ---SIGUE---

6 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

Son pistoleros. Trabajan de contrabando, sin licencia, por eso piden lo que quieren y -además- se tiene suerte si únicamente se trata de pagar un precio alto. Me pasó algo similar en Roma, Italia, cuando una maldita agencia que no usaré nunca jamás, me alojó en un hotel que quedaba en el c.... del mundo. Los "tacheros" italianos me pedían una tarifa astronómica por llevarme y cuando dije que no- me contestaron -en italiano pero lo entendí- que me fuera a pie.Finalmente, no tuve más remedio que aceptar ser trasladada por uno de estos "ladros".
"En todas partes se cuecen habas y en mi casa a calderadas". Yo también soy china jajajajaja

Anónimo dijo...

Estas CONFESIONES deberían ser la Nº 3/4. No tengo taxímetro pero puedo contar. Espero la continuación.
Angel

Anónimo dijo...

Corrijo: la Nº 3/6.
Angel

aldo Macor dijo...

Sí, Ángel.
Tienes razón.
Debería haber sido la 3/6, que voy a publicar el 01/04/12. Ten paciencia. No es un descuido mío. Fue intencional. Y debido a un excesivo acto de cortesía para con una persona que quería "saber ya" la historia del PIRATA. En mi lugar se que tu habrías hecho lo mismo. Pero debería haber cambiado la numeración. Y eso se me pasó. De los 10.000 lectores que tengo, solamente tu te diste cuenta y lo reclamaste. Eres mi amigo claro, pero que j…j…eh? Un abrazote.

aldo macor dijo...

Sí, Ángel.
Tienes razón.
Debería haber sido la 3/6, que voy a publicar el 01/04/12. Ten paciencia. No es un descuido mío. Fue intencional. Y debido a un excesivo acto de cortesía para con una persona que quería "saber ya" la historia del PIRATA. En mi lugar se que tu habrías hecho lo mismo. Pero debería haber cambiado la numeración. Y eso se me pasó. De los 10.000 lectores que tengo, solamente tu te diste cuenta y lo reclamaste. Eres mi amigo claro, pero que j…j…eh? Un abrazote.

Anónimo dijo...

El tránsito en Caracas es caótico y cuando llueve infernal. Centenares de usuarios abarrotan los andenes del metro en las horas pico y los microbuses llamados popularmente "camionetas por puestos" van diligentes transportando gente a sus labores quienes aceptan con resignación una realidad que empeora cada día. Cualquiera que tenga un carro puede poner un letrero, así sea a mano, para ofrecer servicio de taxímetro. Como diría Aldo, sin medidor: se apalabra. De alguna manera, a pesar de todo, fuera de las horas pico los caraqueños tenemos el transporte mejor del mundo. Para entender esto hay que conocer el país desde los 50's. El venezolano es abierto, amistoso e irreverente. Las madres de humilde condición inculcan valores de familia a sus hijos en condiciones de extrema penuria. Hoy en día no se ve una mujer de más de cincuenta años de pie en una autobuseta. Los usuarios de este transporte oímos un pedido muy familiar "¡Donde puea..señor!" y el conductor hace una maniobra que pondría los pelos de punta a Fernando Alonso para dejar al pasajero justo donde lo solicitó. Frecuentemente los jóvenes me ofrecen su asiento y es doloroso saber que de esa edad la morgue va a colapsar recibiendo entre 40 y 60 víctimas por semana. Un delincuente-taxista o un taxista-delincuente nos sometió a un secuestro exprés, después de desvalijarnos completamente nos dio 10 bolívares (de nuestro dinero) para que regresáramos en taxi a la casa (¡!)
Angel el j....