10 mar. 2012

El Alto Oficial Prusiano 2/6





LAS  CONFESIONES DESPUES DE UN VIAJE a
través del tiempo






segunda parte  2/6  EL ALTO OFICIAL PRUSIANO

...“Nicht diese Toten?”

Recordé en una nebulosa. ¿Cuando fue?  Eso mismo, esa frase, en diferente idioma...¿Quien   dijo eso ?


...¿" No te has muerto todavía?"


 ¿A quién le preguntó el Sargento de la Wehrmacht? Los alemanes estaban retirándose, escoltados. Pensé en Crovesi, el  camarada  paracaidista. Tenía razón cuando decía que nuestro  comandante era inteligente y muy astuto. Una semana antes, el 8 de septiembre de 1.943, en la Isla Italiana de Sardegna (Cerdeña) estaban los Alemanes de la Wehrmacht y los Paracaidistas  italianos de la Fólgore: camaradas en guerra.
Llegó el Armisticio. ¿Armisticio? Se decía que el Gobierno de Badoglio, el que sustituyó al gobierno de Mussolini, por orden del Rey, había pedido armisticio y  se había rendido a las tropas Aliadas. Las tropas Aliadas  eran todo el mundo  contra  el Tripartido que era  Alemania, Japón e Italia. Italia estaba extenuada y dividida. ¿Con Mussolini o con el Rey? Con los alemanes o ¿con los americanos?
¡Pazzzz !   Gritaban las mujeres. 
¡Pazzzz!     Pensaban los hombres.
 Los de la tierra de Macchiavelli, los italianos, en dos mil años de victorias y derrotas, habían aprendido a oler los acontecimientos ante de los dos aliados del momento: los germánicos estaban  frenados por su obediencia disciplinada a las órdenes recibidas y los japoneses  por la deslumbre  de  sus destinos  divinos.
 El comandante Alemán convocó a los oficiales italianos. No era un cualquier patán SS, era un aristocrático oficial prusiano.
" ¡ No!" contestó el Comandante italiano de los paracaidistas Fólgore.
  " ¡ Uds. deben considerarse nuestros prisioneros !"
 “Si se unen a nosotros  seguirán luchando como aliados nuestros. Si prefieren seguir la orden de rendirse de su Rey, serán nuestros prisioneros.”
Y el alto oficial alemán invitó al comandante italiano de la Fólgore al balcón:
"Asómese! y vea Ud.mismo!"
Abajo, en la plazoleta,  la guarnición alemana tenia los fusiles dirigidos  al balcón.
"Pueden considerarse nuestros prisioneros," siguió el comandante alemán.
No...!  "contestó el comandante italiano, "¡Uds. son nuestros prisioneros! Vea Ud. un poco mas  allá.  Todo alrededor de esa plazoleta..."
La entera división de la Fólgore, por precavida orden secreta del Comandante, estaba rodeando  el destacamento Alemán. Los fusiles dirigidos los tenían los italianos también, pero en contra de ellos.
El comandante prusiano se dio cuenta de que las tropas italianas no eran el normal aglomerado de semicampesinos ignorantes, sino tropas de elite: jóvenes fuertes, audaces, deportistas, valientes como debe ser un paracaidista.
Viñeta explicativa de la viñeta:
Gesto típico italiano,
vulgar, para indicar que "¡te hemos fregado!"

Se volvió lentamente y clavó sus frios ojos celestes en el italiano. 
“ Touché”. Dijo. Nada más.

Se llego a un  acuerdo.

La Whermacht  se retiró  hasta el norte de la Isla, escoltada  por los soldados italianos. Los dos altos oficiales se saludaron: pero no con el saludo  otrora Romano y ahora  Fascista y Nazista. Se saludaron con el tradicional saludo militar. Y se fueron cada uno por su lado, a sus nuevos destinos.
Conclusión: la entera isla de Sardegna  fue reconquistada por los italianos sin disparar un solo golpe, sin un solo herido.
Por la inteligencia y astucia del Comandante italiano y el sentido común del Comandante de la Whermacht, a pesar de no haber  leído El Principe.

                                                                                                                     --- SIGUE---

6 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

"Más vale maña que fuerza".
Hermoso relato del buen uso de la astucia.

Anónimo dijo...

También a los sodados paracaidistas italianos de Sardegna les comtemplaban dos mil años de historia.Ganaron una.
Angel.

Aldo Macor dijo...

UNA PERSONA QUE QUIERE MANTENER EL ANONIMADO,ME ESCRIBE:
DR. MACOR
CONSTANTEMENTE NOS ESTA UD. CULTURIZANDO. DESCONOCIA ESTE EPISODIO DE GUERRA AL QUE HACE REFERENCIA EN LA HISTORIA DEL ALTO OFICIAL PRUSIANO.
ME GUSTAN TODAS SUS NARRACIONES, ESPERO SIGA ESCRIBIENDO PARA SEGUIR DISFRUTANDOLAS.
A.N.

Anónimo dijo...

Esto no es para publicarlo.
Es una prueba para que compruebes el sistema.

SERDEGNA, 1943.

El paracaidista

¡VIVA CROVESI, PORCA MADONNA!

La madonna

¡VA FANCULO, MASCALZONE!

Angel.

aldo Macor dijo...

Querido ANONIMO A.N.
****

Te agradexco enormemente tus palabras de aliento. A veces me pregunto si escribir sobre hechos tan lejanos y casi personales es de interes general. Por lo que me dices, diria que si...Deberia indicarte como corresponsable de mis textos?

Aldo Macor dijo...

Señor ANONIMO Ángel:
***

Escribiste VIVA CROVESI...
Mmmmmm...ese "VIVA..." me recuerda algo...