18 may. 2012

Post 5/10 Reina María José de Saboya


`                                                           POST Nº5/10
REINA MARIA JOSE DE SABOYA





María José Carlota Sofía Amelia
Enriqueta Gabriela de Bélgica,
hija del Rey Alberto I de Bélgica
 hermana del Rey Leopoldo II,
 esposa del Príncipe Humberto  de Piamonte,
  Reina de Italia
Con la  abdicación de Víctor Emanuel III de Saboya.






Caramba… ¿nada menos que una princesa de sangre real? Y ¡que sería Reina? ¿También una persona de ese linaje se revolcó lúbricamente con el hombre fuerte del momento? ¿Con Benito Mussolini?
Y ¿porque no? Y ¿No era de sangre Real, mejor dicho de sangre archireal, de sangre Imperial, nada menos, la Gran Catalina, Emperatriz de Rusia, Catalina la Grande? Alemana pura raza, que tuvo docenas de amantes y que ¿hasta los mandaba a escoger y a probar por una amiga de la corte para no encontrar sorpresas? Catalina la Grande, sí, la Gran Emperatriz de todas las Rusias.

Y ¿qué podría hacer esa dulce princesita rubia de ojos soñadores, que habían “casado” ya desde los cuatro años de edad con un tipo que ni remotamente conocía? Estoy hablando de la delicada y bella princesa María José de Bélgica hija del Rey Alberto 1º, cuyo matrimonio con su Alteza Real el Príncipe Humberto de Saboya estaba ya decidido por las altas esferas del Gota dinástico Europeo. Ella vino a Italia, se casó, obediente muchacha, según las órdenes de su papá el Rey de Bélgica, pero el Rey de Bélgica no le pudo ordenar a su hija que amara a ese Príncipe Italiano, ya con persistentes  famas de homosexualidad, ni tampoco pudo impedir que ella, se enamorara peligrosamente del hombre fuerte, del hombre el momento, del Duce Benito Mussolini. Y Mussolini, gentilmente aceptó sus avances amorosos. ¿Chismes solamente? Seguramente chismes pero muy probablemente con mucho sottofondo de realidad. 







Mussolini, como era
 cuando lo amó la Princesa María José,
Enemiga acérrima del fascismo,
  pero amante de su hombre fuerte.

Y siguiendo con los chismes, la famosa Anna María Sciccolone, hermana de la famosísima Sofia Sciccolone, en arte Sophia Loren, comentaba que su marido, el buen pianista de jazz Romano Mussolini, refería de ese affaire entre su papá Benito y la Princesa Marie José y que “era cosa notoria en casa”.

Y ¿qué habría de raro en eso?
 De pura raza noble la Princesa, de pura raza proletaria el hijo del herrero.







                     
                                      FIN DEL POST Nº 5
                                                                      






3 comentarios:

Alfa Segovia de Stanley dijo...

¡Increíble! ¡No cambió el eterno argumento de "Princesa ama a plebeyo", ya que en los culebrones actuales es: "empresaria ama a chofer", "niña bien ama a obrero". So what? o sea ¿Y qué????
¡Bien por ellas!

Anónimo dijo...

La belleza de la Reina María José de Saboya puede inspirar un amor atemporal. ¡Qué dulzura, qué belleza!
Angel

Anónimo dijo...

A todas las mujeres nos atraen los hombres interesantes, y esta belleza de sangre real la Reina Ma.José de Saboya sucumbió al amor con el hombre fuerte el Duce Benito.

J.R.